Ajusticiamiento de Trujillo abrió el camino hacia la libertad en RD

Ajusticiamiento de Trujillo abrió el camino hacia la libertad en RD

- in Entretenimiento
0
0

Los tiranos se rodean de hombres malos porque les gusta ser adulados y ningún hombre de espíritu elevado les adulará.  (Aristóteles)

El ajusticiamiento del tirano Rafael Leónidas Trujillo, de cuyo acontecimiento se cumplen hoy 57 años, abrió el camino hacia la libertad en República Dominicana.

Quienes aniquilaron al “Jefe” el 30 de mayo del año 1961 marcaron el inicio de una etapa política en la búsqueda de la democracia, debido a que “descabezaron” a la dictadura más siniestra en las Américas.

Los protagonistas de la ejecución que puso fin a la vida de quien mantuvo por 30 años al país subyugado, adquirieron consciencia de que las libertades no se mendigan, sino que se conquistan a “sangre y fuego”, por eso con amor patrio y valentía ejecutaron al “sátrapa”.

Rafael Leónidas Trujillo, se establece en una  narrativa sobre el ajusticiamiento, fue acorralado en la avenida George Washington cuando el generalísimo, se desplazaba hacia su residencia situada en San Cristóbal.

Salvador Estrella Sadhalá, Antonio Imbert Barreras, Antonio de la Maza,  Huáscar Tejeda, teniente Amado García Guerrero, Roberto Pastoriza y Pedro Livio Cedeño, quienes interpretaron el sentir del pueblo que estaba hastiado de los abusos y atropellos, “se casaron con la gloria y la historia” al exterminar al dictador que causó horror en el país.

Solo Antonio Imbert Barrera y Luis Amiama Tió lograron sobrevivir,  luego de muerte de Trujillo, porque sus demás compañeros fueron fusilados por los “sabuesos” al servicio de la tiranía.

¿Cómo se organizó el complot?

Ulises Polanco, quien es un sobreviviente de la lucha antitrujillista, reveló que tras salir de la cárcel se enteró que la primera reunión fue realizada entre Antonio de la Maza y Salvador Estrella Sahdalá, la cual se celebró en la carretera Duarte Santiago-Santo Domingo, quienes acordaron contactar a otras personalidades que entendían estaban de acuerdo con acabar con la dictadura.

“Posterior a ese  encuentro,- informó Polanco- se  ubicaron a quienes estaban en disposición de erradicar la tiranía y se definió el plan que ejecutaron Salvador Estrella Sadhalá, Antonio Imbert Barreras, Antonio de la Maza,  Huáscar Tejeda, teniente Amado García Guerrero, Roberto Pastoriza y Pedro Livio Cedeño”.

A partir de l961 cuando se mató a Trujillo, pese a que aún el poder continuaba controlado por los trujillistas, comenzaron a expandirse aires libertarios en República Dominicana, proceso que implicó que el pueblo celebrara la desaparición física de “Chapita”.

Otros detalles

Polanco, quien estuvo preso en las cárceles “San Felipe” (Puerto Plata), “San Luis” (Santiago), La 40 (la capital), “El 9” (la capital), “La Beata”  y “La Victoria”, en las cuales permaneció dos años y ocho meses.

“Salí de prisión 45 días después de la muerte de Trujillo, exactamente cuando llegó al país una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA), e inmediatamente comencé a investigar todo lo relacionado con el complot”, comentó.

“Cuando mi llevaron esposado al tribunal ubicado en Ciudad Nueva, Milagros Bosch y un grupo jóvenes interpretaron el Himno Nacional y eso me emocionó y  consolidó mis ideas patrióticas”, puntualizó Ulises Polanco en declaraciones para La Información.

“Además, -expone con nostalgia- me interné en las montañas para rescatar los restos de los expedicionarios que llegaron por Maimón y Estero Hondo”.

Recuerda que recuperó los restos  de Cucu Peña (quien era de Villa González), Manuel Calderón, Mario  Montás y de un nicaragüense, los cuales entregó a Abelarno ya Escaño, quienes eran los máximos dirigentes del Movimiento 14 de Junio, en Puerto Plata.

También se entrevista con Cholo Villeta, quien fue su torturador, quien fue que descubrió el cadáver de Trujillo el baúl de un carro que estaba estacionado en la marquesina de la casa de Modesto Díaz. De igual madera conversó con Zacarías, el chofer del tirano.

“Trujillo fue ajusticiado un martes 30 de mayo de l962 y eso implicó que a Imbert Segundo, Rafael –Papito- Sánchez  y a mi nos sacaran esposados de la prisión, lo que nos creó mucha preocupación puesto que pensamos que nos matarían”, subraya.

Y adicionó “Se me complicaron las cosas, porque mi padre y un hermano se llamaban Alfredo Polanco, situación que aprovecharon las autoridades para averiguar porque teníamos los mismos nombres, pero logré salvar la vida”.

“El entonces jefe de las Fuerzas Armadas Pupito Román ordenó fusilar a Imbert Segundo y a Papito Sánchez, porque ellos sabían que él estaba en el complot y temía que lo delataran y de ese modo ocultar su vinculación con el hecho”, explicó.

Libertad Hermanas Mirabal

“Al conocer la libertad de Patria, Minerva y María Teresa Mirabal todos los presos estallamos en alegría y estábamos contentos, porque las muchachas estaban libres”, relató.

Y agregó “se acercó a nosotros un llavero de la cárcel y nos preguntó ¿Por qué están contentos? Y le respondimos: porque liberaron a las muchachas. Y él nos respondió, están muy equivocados, porque en prisión ellas está más seguras”.

“Inmediatamente los esposos de las hermanas Mirabal, encabezados por Manolo Tavárez Justo, fueron trasladados a la cárcel de Puerto Plata, por lo que Patria, Minerva y María Teresa tenían que viajar a esa ciudad, fue entonces cuando comprendimos lo que nos dijo el llavero, porque obligar a las muchachas a tomar carreteras era la forma de planificar los asesinatos, tal como ocurrió.

Tareas pendientes

Don Ulises Polanco estableció que convocará a los sobrevivientes de la lucha contra Trujillo  una reunión a su casa, la cual sera n junio, para redactor un documento fijando posición sobre la situación social, política y económica del país.

“Vamos a definir una posición clara ante la realidad nacional, expresaremos un rechazo a los remanentes del trujillismo y llamaremos al pueblo a la unidad para defender la democracia, porque elaboraremos un manifiesto que tendrá mucho peso moral ante la sociedad”, argumentó.

Jamás se puede permitir una tiranía en la nación, razón por la que hay que orientar e informar a todas las generaciones para que conozcan todas las atrocidades ejecutadas en la época de Rafael Leónidas Trujillo, ya que es la clave para concienciar a la población contra los estilos de gobiernos autoritarios y sanguinarios.

Polanco proclamó: “No me arrepiento de mi militancia contra la dictadura de Trujillo y se tengo que asumir de Nuevo responsabilidades contra cualquier tiranía, lo haría con orgullo y amor patrio porque anhelo una República Dominicana libre, soberana e independiente, por la felicidad del pueblo”.

 

Cortesía Ignacio Guerrero, La Información

Facebook Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POST RELACIONADO

¿Cuáles funcionarios se les ha suspendido el visado a Estados Unidos?

Luego que la embajada de los Estados Unidos