Panamá gana serie del caribe

Con un equipo armado de emergencia en pocos días, Panamá se impuso 3-1 a Cuba el domingo en la final de la Serie del Caribe de béisbol, para sumar su segundo título del certamen.

En su retorno como invitado de último momento al torneo, el equipo panameño Toros de Herrera se impuso a Cuba y sus debutantes Leñadores de Las Tunas, para darle a los locales un cetro que no ganaban desde 1950, cuando se coronaron con los Yankees de Carta Vieja, otrora cuadro integrado mayormente por peloteros estadounidenses profesionales.

Los Toros de Herrera son los actuales monarcas de la Liga de Béisbol Profesional de Panamá (Probeis), que para este torneo inesperado buscó los servicios de ex Grandes Ligas como Corpas, algunos jugadores panameños de las menores del béisbol estadounidense y refuerzos de Dominicana, Nicaragua y Venezuela.

Panamá llegó a la final tras dejar en el camino en su zona a República Dominicana y Puerto Rico, este último ganador de las dos últimas ediciones de la serie con los Criollos de Caguas.

De paso, Cuba vio cortada su racha ganadora en Panamá. Los cubanos se habían coronado las tres veces que este país organizó el torneo en 1952, 1956 y 1960.

Esta victoria añade más brillo a un año inolvidable para el béisbol panameño. Mariano Rivera se convirtió en el primer jugador en ser elegido por unánime al Salón de la Fama en enero. Rivera presenció la jornada inaugural del torneo.

Manny Corpas, ex relevista en las Grandes Ligas, sacó los últimos tres outs, aunque antes permitió un doble de Yurien Vizcaino, para llevarse el salvamento –su cuarto rescate en la serie. El último rival al que retiró fue el cuarto bate Alfredo Despaigne con un elevado al jardín central.