Culpable por arrancarle el corazón a su amigo

Un experto en artes marciales acusado de arrancar el corazón y la lengua a su amigo mientras ambos estaban bajo los efectos de drogas alucinógenas se declaró culpable de asesinato y tortura.

Jarrod Wyatt llegó a un acuerdo con fiscalía de que cumplirá de 50 años a cadena perpetua, informó la fiscalía del condado Del Norte. Su sentencia oficial es el 4 de octubre.

Wyatt se declaró culpable de asesinato en primer grado por la muerte de Taylor Powell el pasado 21 de marzo de 2010.

“No comparecerá ante la junta de libertad bajo palabra por lo menos hasta 2062”, indicó el fiscal de distrito Jon Alexander. “Le ahorramos a la familia de Taylor la agonía de revivir el incidente en un juicio”.

El abogado de Wyatt, James Fallman, dijo que su cliente, de 29 años, no quería testificar en el juicio y tampoco quería que su familia lo hiciera.

“Buscamos un arreglo que por lo menos le diera la oportunidad de algún día aspirar a la libertad bajo palabra”, dijo el abogado. “Aunque 50 años suena muy mal”, es mejor que vivir sin la posibilidad de libertad bajo palabra”.

El acuerdo se alcanzó la semana pasada, a días de que comenzara el juicio pautado para hoy.

Cuando la policía llegó el día del crimen a una casa junto al río Klamath, encontró a Wyatt desnudo y cubierto en sangre.

Le dijo a los oficiales “lo maté” y confesó haber removido el corazón y la lengua de su amigo, según documentos judiciales.

Los oficiales encontraron el cuerpo de Powell en un sofá. Su pecho estaba abierto. El corazón, la lengua y piel de su rostro habían sido removidos. Los policías encontraron el corazón quemado en una estufa de leña.

La autopsia determinó que los órganos fueron extraídos mientras Powell estaba aún vivo, según documentos del caso.

Testigos dijeron que tanto el agresor como la víctima habían consumido hongos alucinógenos antes del ataque y que creían que estaban en una lucha entre Dios y el diablo.

Wyatt se había declarado no culpable y no culpable por locura, pero un siquiatra determinó que estaba apto para encarar el proceso legal en su contra.  

Extraído: Nuevo Dia / Puerto Rico