Actividad comercial es tímida en la capital

Los comerciantes de las avenidas Duarte, José Martí, Mella, París y otras zonas de flujo comercial de la capital están preocupados. Fundamentan su inquietud en el poco flujo de clientes y en las bajas ventas que registran. Su optimismo de que el movimiento económico mejore una vez entre diciembre se ha visto afectado porque aseguran que las calles solían estar llenas de personas que para estos días se abastecían de mercancías y adornos navideños.

Este año no ha sucedido así.

Un recorrido por estas avenidas dejó claro que las casetas y negocios, así como algunas de las tiendas más importantes de la zona, no reciben el flujo de público propio de los días previos a diciembre .

Sus esperanzas están puestas en que luego del 30 de este mes las personas se animen a comprar los adornos de Navidad, pues de lo contrario tendrán mucha mercancía que no se venderá .

La queja de vendedores por los aumentos en los precios de los productos es común .

La propietaria de la tienda K11, Marina Torres, informó que, al igual que su negocio, muchos han decidido no vender productos o nada referente a la Navidad porque entienden que sería una pérdida de tiempo y de dinero y opinó que las personas se están preocupando más en poder estabilizar sus sueldos con las deudas que tienen .

El comerciante Jorge Jiménez precisó que las ventas. están en el suelo y que todo se debe a los aumentos que considera alarmantes que han experimentado algunos productos. Manifestó que la canasta familiar, la ropa y las decoraciones, entre otras, están a costos muy elevados y que aún falta que se implemente la reforma fiscal .

Jiménez señaló que las uvas están a RD$120 la libra, los coquitos a RD$200 la libra, las manzanas oscilan entre RD$20 y 30 la unidad y así continúan algunos productos de consumo de temporada .

Añadió que en ocasiones las personas quieren comprar pero no pueden y solo se lamentan y dicen que en otra ocasión .

CAÑA
Mientras el mercader Víctor Vásquez dijo que espera superar las ventas del año anterior y, aunque en los últimos días no se ha visto mucho movimiento, confía en que mientras se vayan acercando las fechas fuertes los compradores se animen .

En tanto Edward Acosta, comerciante de verduras, refirió que a pesar del incremento en los precios de la canasta básica, las personas tienen que comer y encuentran “alguito” para comprar. 

FENACODEP ESTÁ PREOCUPADO
El presidente de la Federación Nacional de Comerciantes Detallistas y Provisiones (Fenacodep), Manolo Troncoso, explicó que el comercio minorista lo que hace es comprar y vender y que le preocupa el hecho de que, a pesar de que la reforma fiscal entra en vigencia en enero, ya hay productos que han aumentado. Dijo que tanto exportadores como industriales harán un doble aumento porque si incrementan ahora también lo harán cuando se aplique la reforma.

Fuente: Listín Diario