Activista anti radiación advierten sobre uso de redes 5g

La introducción de las red de sistema de envió de datos 5G es un “experimento masivo sobre la salud” que podría “conllevar una catástrofe global”, asevera Arthur Robert Firstenberg, uno de los principales activistas contra la radiación electromagnética.

Este científico tiene la creencia de que ese tipo de redes de banda ancha podría causar cáncer en humanos y animales, y agravar los síntomas de la hipersensibilidad electromagnética.

El activista está promocionando una petición a la Organización Mundial de la Salud, la ONU y la Unión Europea para que “se ponga un freno urgente al desarrollo de 5G”. El documento ya ha recogido más de 40.000 firmas.

“El despliegue de 5G constituye un experimento sobre la humanidad y el medio ambiente, que bajo el prisma del derecho internacional puede definirse como un crimen contra la humanidad”, reza la petición.

En EE.UU., la nueva red superrápida ya está siendo adoptada en ciudades como Houston, Indianápolis, Los Ángeles y Sacramento.