Amable se defiende como gato boca arriba de la acusación de corrupto

La decisión del Procurador General de la República de retomar el supuesto caso de corrupción contra el senador Amable Aristy Castro fue  impugnado este lunes ante la Suprema Corte de Justicia a fin de que el alto tribunal ratifique el auto que archivó la investigación.

Los abogados del senador por La Altagracia interpusieron una instancia de objeción a la reapertura de la investigación por supuestos actos de corrupción cometidos cuando era secretario general de la Liga Municipal Dominicana (LMD).

Amable Aristy Castro, a través de sus abogados Julio Cury, Marino Féliz y Francisco Fernández, solicitó a los jueces de la Suprema Corte de Justicia desestimar la revocación del archivo provisional en que la Dirección Nacional de Persecución de la Corrupción Administrativa (DPCA) colocó su expediente, en agosto pasado.

La DPCA había archivado provisionalmente, el pasado 10 de agosto, el caso de Amable Aristy Castro, tras encontrar que no había pruebas suficientes para un sometimiento a la justicia.

Posteriormente, el pasado martes el Procurador General, Francisco Domínguez Brito, anunció la reactivación de la investigación en contra del legislador, luego de encontrar que había “motivos suficientes para investigar”, tras recibir el informe definitivo de la auditoría que la Cámara de Cuentas a la gestión de la LMD en el año 2009.

Sin embargo, Cury considera que el procurador se extralimitó de sus funciones, debido a que el Ministerio Público solo está facultado para solicitarle al juez de instrucción que modifique un auto de archivo cuando surgen circunstancias nuevas de la investigación.

Cury califica al procurador de ser selectivo en sus sometimientos, con lo que supuestamente ejerce un “populismo persecutor”.

Fuente: Acento