Argentina desafía a justicia de EEUU

AFP

Nueva York

Argentina advirtió ayer miércoles a la justicia estadounidense que no acatará un fallo que la obligue a pagar a los fondos “buitres” que exigen cobrar bonos en default desde 2001, en el marco de una crucial audiencia por esta cuestión celebrada en Nueva York.

La cita en el Tribunal de Apelaciones de la justicia federal de Manhattan duró dos horas y veinte minutos y ambas partes asestaron golpes a su adversario y recibieron incisivas preguntas de parte del panel de tres jueces, cuya sentencia definitiva demoraría hasta algunos meses.

Funcionarios presentes
El vicepresidente argentino Amado Boudou y al ministro de Economía, Hernán Lorenzino, estuvieron presentes en la audiencia, que atrajo a unas 200 personas (más de 50 en la sala principal y otras 150 en otra sala que siguieron los debates a través de una pantalla).

“Argentina no va a ir más allá de sus políticas. Los gobiernos no pueden ser forzados a hacer algo que viola de manera fundamental sus principios”, dijo el abogado Jonathan Blackman al advertir que la administración de Cristina Kirchner no aceptará que se mantenga un fallo a favor de los fondos de riesgos que no entraron en los canjes de reestructuración de su deuda externa de 2005 y 2010.

Un 92% de los tenedores de bonos en default aceptó esas reestructuraciones de deuda con quitas de hasta el 75% sobre el valor nominal de esos títulos.Blackman reiteró sin embargo que el gobierno argentino está dispuesto a reabrir un canje de bonos para poner fin al litigio.

De su lado, el letrado de los fondos NML Capital y Aurelius Capital, Theodore Olson, afirmó que Argentina “nunca” buscó negociar y recordó las palabras de Kirchner “A los fondos buitres ni un dólar”, para defender la necesidad de que el tribunal mantenga la orden del juez federal Thomas Griesa del año pasado para que cobren 1,330 millones de dólares de capital e intereses adeudados desde 2001.

Cortesía del Listín Diario.