Asonahores pide replantear promoción turística de RD

LA ENTIDAD LLAMA A VIGILAR LOS CAMBIOS EN LOS MERCADOS EMISORES DE TURISTAS

Santo Domingo

R eplantear la estrategia de promoción de República Dominicana como destino  turístico es una necesidad prioritaria si se quiere vender una oferta diversificada que permita al país fomentar el aumento de la estadía y el gasto promedio de los turistas, y atraer nuevos mercados emisores.

El presidente y expresidente de la Asociación Dominicana de Hoteles y Turismo (Asonahores), Luis Emilio Rodríguez y Julio Llibre, coincidieron en que los mercados en los que se promueve el producto turístico dominicano han cambiando y el país tiene el reto de estar atento a esos cambios para hacer las campañas de promoción que logren atraer a determinados tipos de turistas. Los dirigentes participaron ayer en el encuentro Listín Diario en la Globalización que organiza Juan Guilliani Cury.

Llibre enfatizó que es necesario vender los nuevos productos del país como el turismo de pesca, de golf, ecológico y cultrural, que representan una oportunidad pero requieren de una definición diferente de la marca país. Dijo que el servicio exterior debe tener un papel activo en la promoción turística.

Rodríguez señaló que mientras en el pasado se hablaba de cinco grandes destinos caribeños, ahora se imponen el Caribe suramericano y centroamericano y países con una oferta muy competitiva como Brasil,  que comparten en el mercado con República Dominicana.

El presidente de Asonahores destacó la necesidad de asumir el turismo como un sector de exportación que necesita incentivos para lograr competitividad.

Llibre agregó que es importante analizar no solo el crecimiento del turismo sino qué tan rentable es para el país, pues la tendencia es a medir el impacto del turismo por el número de visitantes, sin tomar en cuenta que para completar la ecuación se necesita aumentar el gasto y la estadía promedio por visitante.

Destacó que en los últimos años la estadía promedio ha disminuido por la baja del mercado europeo, que suele emitir turistas que permanecen por más tiempo en el país, el cual ha sido sustituido por el mercado norteamericano cuyos visitantes tienen permanencia mucho más corta.

El empresario turístico Enfatizó que mantener el turismo como el ancla del desarrollo del país significa mantener niveles de competitividad altos con relación a los países con los que se enfrenta.

“Si Colombia, Panamá y Costa Rica están promoviendo el turismo de segunda vivienda, República Dominicana tiene que colocarse, en términos macroeconómicos, en condiciones que le permitan ofrecer un producto de calidad igual o mejor”, dijo.

Asimismo, resaltó la oportunidad que tiene el país de crear segmentos de mercado diversificados como el turismo de salud, que está teniendo mucho auge en América Latina por los altos costos que representan los servicios de salud en algunos países.

Dijo que es necesario mantener el interés de los inversionistas en empreder proyectos turísticos nuevos, que han disminuido en el país con excepción de Santo Domingo”.

Llibre señaló que si República Dominicana pretende alcanzar la meta de duplicar la llegada de turista en la próxima década tiene que aspirar a casi duplicar el número de habitaciones existentes y diversificar y mejorar la oferta, lo que requiere un esfuerzo extraordinario para definir normas competitivas con el resto del Caribe, porque de lo contratario no solo el país se quedará detrás sino que perderá el liderazgo del que ha gozado hasta ahora, con el 20% del mercado turístico regional.

CREACIÓN DE NUEVOS CANALES DE PROMOCIÓN
El expresidente de Asonahores, Julio Llibre, enfatizó que con los atributos que tiene el país en el deporte debería promocionarse en los canales de pesca, golf y béisbol, y destacó que eventos como el Clásico Mundial de Béisbol son oportunidades para dar a conocer el país.

Destacó la necesidad de fomentar la artesanía nacional, como estrategia para fomentar el gasto de los turistas, generar empleos en el sector y agregar valor a la oferta. Refirió el caso de la caída del turismo de cruceros en Samaná en alrededor de un 40%, por la falta de iniciativas para entretener a los turistas en ese destino.

Fuente: Listín Diario.