'Ataques de ansiedad' y 'sangre en los oídos' tras otra despresurización en Ryanair


La despresurización de la cabina de un vuelo de Ryanair, el segundo aparato de la compañía que sufre el mismo incidente esta semana, ha acabado con algunos pasajeros en el hospital. “A mi mujer y a otra señora le sangraron los oídos”, describe Miguel Ángel Cayuela, a quien la compañía ha “estropeado” las vacaciones en Canarias.
 
El vuelo despegó del aeropuerto de Barajas a las 07.15 horas. Sin embargo, pasados unos 40 minutos, “pegó un bote y escuchamos el ruido de los dispositivos del ala”. Después desplegaron las mascaras de oxígeno, pero “nadie decía nada, la tripulación de cabina andaba despistada, y cuando empezamos el descenso notamos los cambios de presión por la cabina. A algunos nos dolían los oídos y mi mujer empezó a sangrar”, afirma el pasajero afectado. Además, la compañía les “prohibió” hacer fotos.
 
Una vez en tierra tras un aterrizaje “movido”, algunos pasajeros tuvieron que ser atendidos “por ataques de ansiedad”. La mujer de Cayuela, por su parte, acabó en el hospital Ramón y Cajal: “Daños en oído interno y una semana sin volar”.
 
“No apareció nadie de Ryanair. Sólo nos atendió la compañía de ‘handling’, Swissport. Eso sí, lo hizo muy bien”, añade. Los pasajeros, a los que ofrecieron viajar en otro vuelo de Ryanair por la tarde, no encontraron ningún punto de la compañía para reclamar. “Sólo se puede hacer por Internet”, afirma antes de advertir de que pedirán responsabilidades por los daños producidos.
 
La aerolínea de bajo coste irlandesa ha asegurado en un comunicado que los pilotos del vuelo FR2011, un Boeing 737, efectuaron los procedimientos habituales en caso de despresurización, desplegando las máscaras de oxígeno e iniciando un descenso controlado del avióna la altura correspondiente.
 
Se trata del segundo avión de la compañía irlandesa que sufre esta clase de problemas técnicos y se ve forzado a volver a su aeropuerto de origen, después de que el lunes de esta semana una aeronave regresase al aeropuerto de Manises por la despresurización de la cabina.
 
La aerolínea suma con este otro incidente más a la polémica en la que se ha visto envuelta en las últimas semanas, después de que varios de sus aviones se vieran forzados a pedir realizar aterrizajes de emergencia- el último esta misma semana- y de que Fomento abriera una investigación por la política que sigue en la carga de combustible de sus aparatos.
 

leave a reply