Bienvenido al año del cerdo: Año Nuevo Chino 2019

La celebración del año 4717 se parece mucho a nuestras navidades: grandes comidas familiares, fuegos artificiales, deseos de prosperidad y suelta de faroles durante dos semanas

El Año Nuevo Lunar es la festividad tradicional más importante del año calendario chino, aunque se celebra también en otros países asiáticos. Las celebraciones comienzan el primer día del primer mes lunar y terminan el día quince, cuando tiene lugar el Festival de los faroles. En este periodo de tiempo se produce la mayor migración humana del planeta, el conocido como “movimiento de primavera”, con millones de personas viajando a sus lugares de origen para celebrar las fiestas en familia.

Hoy comienza el año 4717 según el calendario chino, un cómputo que parte desde el año 2697 a. C. Siempre cae en la Luna Nueva más próxima al día equidistante entre el solsticio de invierno (entre el 21 y el 23 de diciembre) y el equinoccio de primavera (entre el 20 y el 21 de marzo) del hemisferio norte. Por eso varía cada año entre el 3 y el 5 de febrero, en una fecha que está aproximadamente 45 días después de la del solsticio de invierno y 45 días antes de la del equinoccio de primavera.Resultado de imagen para año nuevo lunar

El cerdo es el último de los animales del zodiaco, porque la tradición del horóscopo chino explica que este animal se quedó dormido y llegó tarde a la convocatoria de criaturas que realizó el emperador de Jade. Sin embargo, que sea el último no quiere decir que es malo, ya que el nuevo año también se asocia con la riqueza, la emoción y la intuición.

Las personas nacidas este año tienen en su carácter ser realistas y humildes, y gustarles y favorecerles los colores amarillos, marrón y gris, mientras que sus números de la suerte serán el dos, el cinco y el ocho.

Otra de las curiosidades del Año Nuevo Chino es la identificación con uno de los 12 animales espirituales del zodiaco chino, que se repiten de forma cíclica. Este año dejamos atrás el año del perro y empezamos la transición hacia el año del cerdo, que se asocia con la fertilidad y que se vaticina como un año alegre y en el que primará el diálogo y la diversión.