Bruselas investiga a España por la subida de las tasas aeroportuarias

La guerra entre las aerolíneas y AENA por la subida de las tasas que cobran los aeropuertos en España ha llegado a Bruselas. La Comisión Europea ha abierto una investigación para determinar la legalidad de los incrementos que entraron en vigor en julio de 2012 y que en el caso de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat llegaron al 50%. El Gobierno dispone de dos meses para enviar información que justifique los aumentos, como le exige Bruselas.

El requerimiento de Bruselas, el primer paso de un procedimiento de infracción, se produce a raíz de varias denuncias presentadas por aerolíneas y agencias de viajes que se consideran perjudicadas por la decisión de AENA, anunciada en junio. Las compañías alegan que no fueron consultadas antes de realizar las modificaciones, como establece la directiva relativa a las tasas aeroportuarias, adoptada en 2009. En un comunicado difundido este miércoles, la Comisión recuerda al Gobierno, además, que la normativa fija “unos requisitos mínimos para el cálculo de las tasas” y le pide información que justifique la subida.

Una portavoz puntualizó desde Bruselas que AENA debe proporcionar los datos que demuestren que las nuevas tasas se deben un aumento real de los costes de gestión de sus aeropuertos, por ejemplo, por nuevas inversiones. Si la información no satisface a la Comisión, instará el Gobierno a introducir los cambios necesarios, de lo contrario el caso puede acabar en los tribunales.

Bruselas advierte, además, del impacto que puede tener el aumento en la actividad de los aeropuertos más afectados. “El incremento de las tasas es significativo para las compañías aéreas, a consecuencia de lo cual las compañías podrían verse disuadidas de operar en ambos aeropuertos”, explica en un comunicado, en relación con Barajas y El Prat.

Bruselas advierte que las subidas de tasas pueden ahuyentar a las aerolíneas

En realidad, ya ha habido consecuencias. En junio, poco después de que se aprobara la subida de tasas para 2012, la aerolínea de bajo coste Easyjet anunció que dejaba su base de operaciones de Madrid por las elevadas tasas y la sobreoferta de vuelos. La aerolínea seguirá operando vuelos a Barajas, pero destinará sus aviones y personal a otros aeropuertos de fuera de España a partir del próximo invierno 2012-2013.

Tras conocer el requerimiento, el secretario de Estado de la Unión Europea, Iñigo Méndez de Vigo, ha restado trascendencia al procedimiento y ha subrayado que se trata de un proceso “normal” en el que ahora corresponde que el Gobierno y AENA ofrezcan las explicaciones pertinentes a las autoridades europeas. En declaraciones en el Congreso recogidas por Europa Press, Méndez de Vigo ha querido dejar claro que a España no se le ha expedientado, sino que solo se ha abierto un procedimiento “absolutamente normal” con el que “la UE va a investigar qué es lo que ha pasado sobre esa subida de las tasas”.

AENA acordó para 2012 una subida media de las tasas del 19%, que llegó a ser del 50% en Barajas y El Prat. En 2013, las tasas generales volverán a subir cerca del 8%. Según la compañía pública que gestiona la red aeroportuaria española, la ley permite a incrementar las tasas entre 2013 y 2015 lo mismo que el índice de precios de consumo (IPC) de octubre, más cinco puntos, para recuperar inversiones pasadas. Es lo que sucederá el año próximo y, casi con toda seguridad, los siguientes, dado que AENA necesita aliviar con urgencia el peso de la abultada deuda que arrastra, que asciende a 14.000 millones.

Fuente: Acento

leave a reply