Cámara de Cuentas y JCE cerraron los ojos ante irregularidades del PLD

Pese a que el Partido de la Liberación Dominicana violó todas las disposiciones legales en la administración de los fondos que otorga el Estado a los partidos políticos, de acuerdo con la auditoría que le practicó la Càmara de Cuentas, ese organismo decidió dar por bueno y válido el manejo de los recursos y remitir el documento a la Junta Central Electoral.

Mediante resolución número 2009-037-03, del 29 de diciembre del 2009, la Cámara de Cuentas dice que la auditoría al PLD detectó numerosas irregularidades, entre las que menciona la emisión de cheques para gastos de campaña sin los soportes justificativos, desembolsos por adquisición de bienes y servicios sin cotizaciones y pagos de facturas que carecen de RNC.

Sin embargo, en su resolución la Cámara de Cuentas omite que la auditoría registró que de los 245 millones de pesos que el PLD reportó como gastos en la campaña del 2008, por lo menos 236 no tenían documentos que avalaran o justificaran el gasto.

Pese a ello, la resolución de la Cámara de Cuentas remitió la auditoría la JCE, que tampoco hizo nada para reclamar al PLD explicaciones o para corregir las irregularidades detectadas.

El PLD recibió la auditoría y recibió un plazo de 10 días para realizar comentarios o reparaciones a la misma, sin embargo guardó silencio y nunca dijo nada sobre la misma. La Cámara de Cuentas dice en su resolución que “en tal sentido, se establece que la entidad auditada recibió el indicado documento en fecha 26 de agosto del año 2009 y no realizó escrito de réplica, por lo que procede la emisión del Informe Definitivo”.

Pese a las irregularidades detectadas en la auditoría, y a que el PLD nunca respondió a la Cámara de Cuentas, la resolución del organismo dice, luego de declarar válida la investigación:

“DECLARAR, como al efecto DECLARA, que el Estado de Ingresos y Egresos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), presenta razonablemente en todos sus aspectos importantes, las operaciones de la entidad al 31 de diciembre del año 2008, de conformidad con las leyes y normas de Contabilidad, adoptadas por la Junta Central Electoral (JCE) mediante la emisión del Instructivo para el Registro, Manejo e Informe de la Contribución Económica del Estado a los Partidos Políticos, al tenor de la Ley N.0275-97 de fecha 21 de diciembre del año 1997 y sus modificaciones”.

Y nadie dijo nada, ni siquiera los partidos de la oposición.

El informe legal de la Cámara de Cuentas dice además que Víctor Díaz Rúa, secretario de Finanzas del PLD, violentó las normas de la JCE en administración de los recursos que otorga el Estado a los partidos, y dice expresamente lo siguiente:

“Evidencia la emisión de cheques para gastos de campaña sin los soportes justificativos, en tal virtud se establece que, el Ing. Víctor Díaz Rúa, titular de la Cédula de Identidad y Electoral No.OOl-0201274-7, Secretario de Finanzas del Partido de la Liberación

Dominicana, al emitir los cheques indicados precedentemente, sin que se evidencien los documentos justificativos, omitió el cumplimiento de las disposiciones contenidas en el Instructivo para el Registro, Manejo e Informe de la Contribución Económica del Estado a los Partidos Políticos, emitido por la Junta Central Electoral (JCE)”.

La opinión legal de los abogados de la Cámara de Cuentas se quedó corta, porque lo que procedía, por lo visto en otras auditorías, era enviar el caso al Departamento de Persecución de la Corrupción Administrativa, y no lo hizo.

Luego de señalas todas las irregularidades, en especial las atribuidas a Víctor Díaz Rúa, los abogados dejaron “en suspenso” la recomendación:

OPINIÓN LEGAL

Luego del estudio y análisis del Informe de Auditoría sobre la Disposición de los Recursos de la Contribución Económica del Estado al Partido de la Liberación Dominicana (PLD), durante el período comprendido entre el lro. de enero al 31 de diciembre del año 2008, se evidencia que, el Secretario de Finanzas de la entidad, omitió el cumplimiento de las prescripciones contenidas en los 47 y 54 de la Ley No.10-04 de fecha 20 de enero del año 2004”.

Y ahí se queda. Que juzgue el lector.

Fuente: Acento

leave a reply