Comunicado del FMI deja muchas dudas sobre posibilidad de acuerdo

El comunicado dado a conocer a través de su pagina web, el Fondo Monetario Internacional, (FMI), deja con muchas nebulosas las posibilidades de un nuevo Acuerdo tipo stand By o de Facilidad Ampliada con la República Dominicana, que les permitan la entrada de recursos financieros del propio organismo y de los demás organismos multilaterales, como el Banco Mundial y el BID, así como de dificultar la colocación de bonos soberanos en los mercados financieros internacionales, que son vitales para posibilitar las operaciones fiscales del gobierno para próximo el año 2013.

El comunicado del Fondo Monetario Internacional expresa que su próxima visita será durante el primer trimestre del 2013, dejando serias interrogantes sobre el monto final del Presupuesto General del Estado, la meta cuantitativa del déficit primario  y de caja o convencional, así como del nivel de los recursos financieros de fuentes externas e internas para el financiamiento del déficit fiscal.

Por demás, aunque con su conocido lenguaje diplomático, la institución financiera internacional, le observa al gobierno la muy delicada situación de las cuentas fiscales y externas de la República Dominicana y de las precariedades del sector eléctrico. Por segunda vez, la misión que encabeza el polaco Przemek Gajdeczka ha expresado con mucha claridad su diferencia de enfoque y descripción del comportamiento de la economía dominicana con las evaluaciones de las anteriores misiones del FMI que monitoreaban la marcha de los acuerdos con dicha institución financiera.

Siempre habíamos señalado que las misiones encabezadas por los señores Andy Wolf y Alejandro Santos  eran muy permisivas y genuflexas  con las autoridades económicas del país. Ellas cargan mucha responsabilidad en los factores determinantes de la actual crisis fiscal y del déficit de cuenta corriente de la balanza de pagos. Esperamos, que en su momento, tal como se hizo con la dirección de Rodrigo Rato al frente del FMI, (Oficina de Evaluación Independiente del  Fondo Monetario Internacional, (OEI).

Desempeño del FMI en el período previo a la crisis financiera y económica: La supervisión del FMI entre 2004-07),  lo mismo se haga con la de Dominique Strauss Khan, y sean puestas al descubierto las practicas corruptas en que incurrían muchas de las misiones del Fondo Monetario Internacional, responsables de la supervisión y seguimiento de los programas realizados bajo el Articulo IV de los Estatutos Constitutivos del FMI titulado Obligaciones Generales de los Países Miembros referentes a Regímenes Cambiarios.

En su primera visita al país, en el mes de julio del año en curso, la misión encabezada por el Sr. Przemek Gajdeczka ya advertía sobre el déficit fiscal del sector publico consolidado, de un 3.3% del PIB para el primer semestre del 2012, así como de la grave situación del sector eléctrico y del déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos y alertaba sobre los peligros de esta situación. Se hizo caso omiso a estas preocupaciones y la situación hoy ha alcanzado sus niveles de deterioro mas critico. Proyectando un déficit fiscal de 8.5% del PIB, (RD$203,000 millones), un punto porcentual mayor que las proyecciones del gobierno, y de un déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos de un 7% del PIB para el cierre del año 2012.

Por igual es de extraordinaria gravedad el umbral de la deuda publica de la República Dominicana, que por primera vez, ya el FMI la sitúa en un 44% del PIB, equivalente a US$26,500 millones. Tal como señalamos en nuestro artículo del miércoles recién pasado el gobierno ha ocultado cifras que desconocemos, y que podrían avalar nuestras afirmación de que el Banco Central habría incurrido en la malsana practica del financiamiento inorgánico con 48 mil millones de pesos.

Conviene destacar que el autor de estas notas había escrito la semana pasada que la deuda publica como porcentaje del PIB ya había superado el umbral crítico del 40%, encontrandose en el 45% del PIB  y que esto constituye un claro indicador de insostenibilidad fiscal muy delicado para la gobernanza.

Asimismo, en el pasado mes de septiembre habíamos advertido que caminábamos a paso firme hacia una situación de inestabilidad cambiaría y de perdidas de Reservas Internacionales que generarían preocupaciones en los agentes productivos y racionales de la economía nacional.

El pasado viernes las operaciones de compra de dólares para importaciones se estaban haciendo a 41.1 pesos por dólar. Una simple observación al comportamiento de las Reservas Internacionales Netas, (RIN) del Banco Central de los últimos tres meses muestran como han venido cayendo, siendo su mayor caída la ocurrida desde el mes de diciembre del 2011. La aplicación de una agresiva y expansionista política fiscal durante los primeros ocho meses del 2012 y de un financiamiento monetario del déficit fiscal son causas eficientes de los desajustes en las cuentas externas, así como en la inestabilidad y nerviosismo de la tasa de cambio.

En este punto es muy claro el comunicado del FMI, cuando señala que “Debido principalmente a la política fiscal expansiva, el déficit de cuenta corriente externa es mas del doble del promedio histórico de 3 por ciento del PIB, mientras que las reservas internacionales se mantienen por debajo de las normas de referencia internacionales. Sin embargo, las entradas netas de capitales también serán mas bajas. A finales de octubre, las reservas internacionales brutas se situaron en US$ 3.3 miles de millones, comparadas con US$ 4.1 miles de millones a finales de 2011.”

Estas razones son las que han motivado la dubitativa actitud del FMI y han dejado al gobierno las impensables y difíciles tareas  de reducir para el 2013 el déficit fiscal a niveles prudenciales, (2.5% o 3% del PIB) y de reducir el nivel de deuda en nueve puntos porcentuales, para llevarlo al 35% del PIB, un esfuerzo de RD$229,868 millones, (US$5,806 millones), una tarea muy difícil de cumplir en medio de un entorno internacional de incertidumbres y pánico financieros y de un gobierno que ha sustentado el crecimiento en un endeudamiento salvaje, que lo hace cada vez mas dependiente de endeudamiento y que para los próximos dos años demandará de muchos recursos externos.

Del comunicado del FMI solamente queda muy bien valorado y posicionado el sector financiero dominicano mostrando solidez, bien capitalizado y observando buenos indicadores prudenciales, con un alto nivel de suficiencia de capital, de 15%, bajos niveles de riesgos y con coeficientes de morosidad de prestamos estables en alrededor de 3.5 por ciento.

Esto constituye una excelente fortaleza para prevenirnos de corridas bancarias, siempre que el gobierno cumpla con su deber de garantizar una real estabilidad macroeconómica, sin sobresaltos, con mayores rigurosidad y prudencia en el manejo del gasto público y, por supuesto, con mas transparencia en las operaciones y estadísticas presupuestarias, algo también sobresaliente en el comunicado del FMI con sus providencias de que durante parte del 2012 “una gran proporción del gasto público se ejecutó por encima de las apropiaciones presupuestarias correspondientes, reduciendo asÌ la transparencia de las operaciones presupuestarias.”, para concluir con estas palabras, que esperamos sean un epitafio para las autoridades fiscales del país, “la misión exhorta a las autoridades a mejorar la transparencia de las operaciones del sector público, y en particular comunicar sus planes de políticas presupuestarias y publicar regularmente informes sobre su ejecución.”

Fuente: Acento