Desnudos en Red: Hacia la discusión de una Ley de la Privacidad en Internet

La popularidad de los llamados medios de redes sociales han reavivado el debate sobre lo público, lo privado y lo íntimo en la era de Internet. Las motivaciones para ello son fundamentalmente legales y económicas. ¿Por qué es importante estudiar y debatir sobre la privacidad en las redes sociales?

D igamos que Camila, joven profesional que inicia su carrera en una gran corporación, tiene –como todo el mundo– más de una vida: de día es una ejecutiva que atiende al público con eficiencia y amabilidad; de noche, una mujer que da rienda suelta a su afición por el striptease. Camila decide crear una cuenta en Facebook con el alias de Camila Cienfuegos para promocionarse como bailarina y compartir su “otra vida” con amigos cercanos y fans. Pero pronto su perfil se hace popular también entre colegas del trabajo, y cuando la alta gerencia de la empresa se entera Camila es despedida por “conducta impropia”. 
¿Tiene derecho la empresa a despedir a Camila? ¿Dónde comienzan y terminan lo público, lo privado y lo íntimo en una red social en Internet? La popular idad de los llamados medios de redes sociales han reavivado el debate sobre lo público, lo privado y lo íntimo en la era de Internet. Las motivaciones para ello son fundamentalmente legales y económicas. Así, por ejemplo, un grupo de abogados emprendió este año una demanda colectiva por $20 millones contra la aplicación de Facebook “historias patrocinadas”, una herramienta publicitaria en la que los usuarios dan su visto bueno a los productos promocionados por Facebook. 
Previamente, otro grupo de usuarios ya había demandado a la compañía por “invasión a la privacidad” debido a los anuncios publicitarios que el logaritmo de la página asociaba automáticamente con aquellos usuarios que marcaban “Me gusta” sobre alguna imagen, video, comentario o enlace. 
Contrario a la leyenda urbana según la cual a los adolescentes y adultos jóvenes en Facebook les interesa menos su privacidad que el puro exhibicionismo, desde el año 2006 autores como Alessandro Acquisti, Ralph Gross, June Ahn, danah boyd y Eszter Hargittai han ofrecido evidencia empírica de que tal versión es incorrecta y de que la privacidad no es plato de segunda mesa: lo que sucede es que lo que adolescentes y jóvenes adultos entienden por privacidad difiere en buena medida de lo que tradicionalmente se ha asociado con ese término. 
¿Por qué es importante estudiar y debatir sobre la privacidad en las redes sociales? Porque al tiempo que estas herramientas han creado oportunidades inéditas de comunicación y expresión para los individuos de la “sociedad mundial de redes” (como la llama Manuel Castells), también han abierto la puerta para que gobiernos, corporaciones, publicistas, organizaciones delictivas y hasta familiares establezcan nuevos mecanismos de vigilancia sobre las personas, lo cual asoma riesgos de distinta índole sobre las libertades individuales. Urge, pues, acentuar este debate en Venezuela y evaluar la necesidad de crear una Ley de la Privacidad en Internet. 
Extraído : el-nacional
 

leave a reply