Eduardo Tejera Considera un boche al gobierno el Informe del FMI

El empresario y economista Eduardo Tejera consideró que el informe del FMI fue un duro boche al Gobierno anterior y al actual, toda vez que dijo varias verdades de manera precisa y puntual, como señalar que el déficit fiscal será superior al informado de RD$ 187,000 millones a más de RD$ 200,000 millones o el 8.5 % del PIB.

“Es peor que lo que informó al CES el Gobierno el 4 de octubre”, declaró Tejera, quien también criticó el exceso de gastos sin transparencia “por encima de las apropiaciones presupuestarias correspondientes”, es decir, se violó la Ley de Presupuesto, algo que ya ha criticado todo la sociedad.

El FMI señaló: “El déficit fiscal aumentó significantemente en 2012” y exhorta “a mejorar la transparencia de las operaciones del sector público y en particular comunicar su planes de políticas presupuestarias y publicar regularmente informes sobre su ejecución”. Esta acusación es muy seria. Esto se debe de que por diez meses hasta octubre el Gobierno no informó nada y encubrió la realidad, fue un engaño o fraude fiscal, como se ha reiterado.

Tejera expresó que no está de acuerdo, con “mantener una postura monetaria estricta”, pues eso significa aumentar las tasas de interés y frenar aún más el flujo de créditos al sector privado, lo que agravaría la recesión que podría venir. Espera que el Banco Central mantenga las tasas de interés bajas y que el crédito aumente hacia el empresariado y las Pymes.

El FMI también criticó el vertiginoso aumento de la deuda pública, que por primera vez la registran en más de US$ 26,000 millones, como han señalado varias veces los economistas independientes y partidos de la oposición. Por eso la Nota señaló que “La deuda pública proyectada llegará a 44 % del PIB en 2012”. Le faltó decir, que el 45 % de los ingresos tributarios del Presupuesto se utilizarán para el servicio de la deuda pública, interna y externa. Una suma muy delicada, que amenaza la viabilidad fiscal a mediano plazo.

Con este cuadro de críticas e inconformidades resultaría muy difícil que el FMI acceda a firmar un Acuerdo de Stand-by, que es el único que brinda liquidez y facilidades crediticias. El Acuerdo Post Monitoreo, es algo débil, no aporta liquidez al Gobierno o el Banco Central, y más bien es una supervisión suave, sin sanciones. Es algo cosmético, pero no resuelve ni apoya financieramente al Gobierno. Tejera observa con preocupación esta situación y cree que el Gobierno debe revisar su política económica y fiscal expansiva. Entiendo que hubo muy poco acuerdo y sinergias entre la Misión del FMI y el Gobierno.

Fuente: Acento