El riesgo de muerte por covid-19 es 10 veces más alto en los países con mayor índice de sobrepeso

De los 2,5 millones de fallecidos por COVID-19 reportados a fin de febrero, 2,2 millones se registraron en las naciones donde más de la mitad de la población está excedida de peso, señala un informe reciente.

Y es que La obesidad, reconocida hace más de 70 años por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una enfermedad, aumenta en quienes la padecen la probabilidad de desarrollar una amplia gama de enfermedades no transmisibles así como complicaciones coronarias, diabetes tipo 2, hipertensión arterial, entre otros aspectos.

Esto hace que la probabilidad de que los virus, como el SARS-CoV-2, causante del coronavirus, se manifiesten en el paciente de un modo más agresivo.

De hecho, el riesgo de muerte por coronavirus es cerca de 10 veces más alto en aquellos países en los que la mayoría de la población tiene sobrepeso.

Los datos surgen del reporte “COVID-19 y obesidad: el Atlas 2021. El costo de no abordar la crisis mundial de la obesidad”, publicado recientemente por La Federación Mundial de Obesidad la obesidad es también una pandemia de tipo no infeccioso que, previo a las situaciones de cuarentena en el mundo desatadas por el COVID-19, ya era la causante de unas 2,8 millones de muertes anuales por enfermedades relacionadas, según la OMS. Se estima que en el mundo cerca de 2000 millones de personas tienen sobrepeso y unas 650 millones padecen obesidad.

La obesidad es un asunto de salud pública mundial, cuyas cifras se vieron duplicadas entre 1980 y 2008. En comparación con otras regiones de la OMS, en las Américas la prevalencia del sobrepeso y la obesidad es más alta, alerta la Organización Panamericana de la Salud.