• Lun. Sep 26th, 2022

Entonces… ¿a usted le hiede la vida…?

Sep 21, 2022

Nada me llena, nada me motiva, nada es un placer para mi…

Ni la comida, ni juntarme con nadie, ni las actividades fuera de casa, ni tener relaciones sexuales…

Si esto le está sucediendo, probablemente padezca de anedonia, un síntoma fundamental que se presenta en diversos trastornos neuropsiquiátricos, como la depresión mayor y la esquizofrenia.

Es una especie de incapacidad para disfrutar los placeres simples de la vida. los estímulos que normalmente causan placer no encuentran reacción alguna y es el síntoma por excelencia que nos indica que estamos posiblemente frente a un cuadro depresivo.

Estos pacientes no consiguen experimentar placer y su disfrute es nulo en cualquier circunstancia en la que se encuentren… por supuesto que también se producen grados y significativos descensos en esa capacidad de disfrute.

Se observa en algunos pacientes una incapacidad que lo abarca todo, en otros solo se produce en determinados aspectos de la vida… por ejemplo, la música no le implica el más mínimo gozo, o salir con los amigos o tener un acercamiento íntimo. es como si le diera lo mismo, la vida se torna como un huevo sin sal o una tayota sin aderezos.

Pueden padecerla también los adictos a las drogas y los alcohólicos durante el periodo de abstinencia, y aquellos con trastornos de ansiedad, pero, repito, es el síntoma por excelencia de la depresión.

¿Cuál es la causa de este síntoma…? las investigaciones apuntan a que se esta produciendo una alteración en una sustancia química llamada dopamina que es la que produce sensaciones de placer y satisfacción al comer, al tener relaciones sexuales… es por esto que los pacientes reportan específicamente una carencia en el apetito sexual y de alimentos.

Ahora, el hecho de que usted esté experimentando eso que en la calle llaman “que le hiede la vida” no necesariamente debe ser tomado como anedonia, y que ya no será capaz de disfrutar de los placeres de la vida, porque si usted está pasando por una situación estresante, crítica es normal que no pueda disfrutar de las cosas que antes le motivaban, es tan solo un mal momento que pasara, ahora si usted siente que se está quedando en ese pantano de la malquerencia por mucho tiempo y que ese viento malo no se detiene, ese congelamiento emocional no se derrite … entonces, es tiempo de buscar ayuda especializada para conocer las verdaderas causas de su inapetencia por todo.

¡Hágame caso, busque esa ayuda!

Y ya deje de estar diciendo por ahí «que le hiede la vida».