Falta de transparencia resta moral al gobierno para cobrar más impuestos

Crónica sobre las causas y secretos del déficit fiscal 2012

Introducción

En vista del fracaso de los esfuerzos por la formulación de un marco de política fiscal para el mediano plazo, con la participación de los diferentes sectores que interactúan en nuestra sociedad y de la imposición de un enfoque de gobierno basado en la fuerza del poder adquirido y en el desprecio a una gran parte de los ciudadanos/as, he considerado una responsabilidad, exponer mis reflexiones sobre la situación fiscal, con el propósito de seguir impulsando el irrenunciable debate que se debe continuar produciendo en torno al uso de los fondos público en el país.

Los costos fiscales del año electoral

Desde el primer trimestre de este año, en que las cifras preliminares registraron un déficit fiscal de RD$33,428.9 millones, equivalentes a 1.5 veces, el monto aprobado para todo el año en el Presupuesto General del Estado, todo el mundo sabía que de continuar con ese ritmo, la magnitud de la brecha presupuestaria finalmente alcanzaría niveles colosales.

De igual manera al concluir el mes de mayo, el índice general de la ejecución presupuestaria del Gobierno Central, que expresa el porcentaje que se ha consumido de los créditos presupuestarios aprobados por el Congreso Nacional como topes máximos de gasto de las instituciones pública para todo el ejercicio fiscal, era de 45.8%. Eso significaba que de los RD$430,000.8 millones del Presupuesto General del Estado para el 2012, se habían devengado gastos por RD$196,762.4 millones.

Visto de manera simple parecería que este nivel de ejecución para los primeros 5 meses del año es normal y se encuentra dentro de los parámetros aceptables. Sin embargo, cuando nos adentramos en las particularidades de las cifras y la ejecución presupuestaria de las diferentes dependencias gubernamentales, descubrimos los orígenes y secretos del déficit fiscal público en el presente ejercicio presupuestario.

Por ejemplo, aunque algunas dependencias, tales como el Ministerios de Educación, al mes de mayo solo habían ejecutado el 27.6% de su presupuesto, muy por debajo del ritmo con respecto a la fecha, otras entidades, como el Ministerio de Obras Públicas y la Presidencia de la República registraban un índice de ejecución de 74.8% el primero y 54.8% el segundo.

En el caso de Obras Públicas cuyo presupuesto inicial era de RD$37,688.7 millones, al mes de mayo ya había consumido RD$28,173 millones, lo que arrojaba un balance de apropiación para los restantes 7 meses de apenas RD$9,515.7 millones.

El gasto promedio mensual conjunto de la Presidencia y Obras Públicas en el período enero-mayo de este año fue de RD$10,564 millones. El promedio mensual de ingresos y fuentes financieras percibidas por el Gobierno en el mismo lapso fue de RD$33,202 millones, lo que significa que estas dos dependencias consumían un tercio de los recursos del gobierno.

Al cerrar el mes de septiembre de este año los ministerios  de Obras Públicas y de la Presidencia registraron niveles de ejecución de 144.8% y 107.1% respectivamente, con relación al Presupuesto Inicial que les fue aprobado por el Congreso Nacional.

Ambos ministerios acumularon a septiembre un monto ejecutado de RD$102,780 millones, esto es, RD$20,079.8 millones más que el total que le fue aprobado para todo año en la Ley 294-11 del Presupuesto General del Estado. El monto ejecutado por las referidas dependencias en 9 meses es equivalente al presupuesto junto para el 2012 de 23 ministerios e instituciones exceptuando a los Ministerios de Educación y Salud.

¿A cuánto asciende el déficit y cuáles son sus causas?

El Gobierno ha revelado que el monto esperado del déficit fiscal global del Sector Público podría llegar a RD$187,000 millones. Este total estaría compuesto por RD$155,948 millones del Sector Público No Financiero y otros RD$31,000 pertenecientes al Banco Central.

Estimaciones basadas en las cifras suministradas al Consejo Económico y Social (CES) por el Equipo Económico del   Gobierno y en los reportes provenientes del Sistema Información de la Gestión Financiera del Estado (SIGEF), muestran indicios de que posiblemente en las proyecciones del déficit fiscal para el cierre del 2012, el Gobierno esté incluyendo dentro de sus necesidades de financiamiento un saldo negativo de caja en los primeros 9 meses del año por un monto que podría oscilar entre 28 y 50 mil millones de pesos. Es esta situación la que habría obligado al gobierno a acelerar los esfuerzos por conseguir la aprobación de un paquete tributario para captar RD$55,046 millones adicionales en el 2013.

Un dato revelador de la posibilidad de una difícil situación de caja del Gobierno, es que al mes de agosto los ingresos y fuentes financieras percibidos por el Gobierno ascendieron a RD$313,795 millones, en tanto que los gastos y aplicaciones financieras devengados en el mimo período fueronde RD$363,759 millones.

De éstos, se habrían pagadola cantidad deRD$340,857 millones, generándose dos importantes brechas: La primera brecha esta determinada por la diferencia entre los ingresos y recursos percibidos y los gastos y aplicaciones financieras devengadas, la cual ascendió a RD$49,964 millones yla segunda se genera por el desfase entre los ingresos y recursos percibidos y el monto reportado como pagado, que alcanzó la cantidad de RD$27,062 millones.

Para descifrar los secretos y el impacto derivados vinculados con las operaciones presupuestarias y financieras ocultas en las cifras mencionadas, se tendría que tener información sobre el Estado de las cuentas bancarias del gobierno (Republica Dominicana, Desembolsos, Etc.) y las cuentas por pagar, sobre todo la deuda corriente con proveedores, contratistas y comerciantes. En declaraciones recientes un dirigente de una asociación de comerciante afirmó que el gobierno tenía deuda por más de RD$30,000 millones con miembros de ese sector.

El Déficit Fiscal al 30 de septiembre de 2012 y sus fuentes de financiamiento

Las cifras disponibles indican que en los primeros 9 meses del año, el déficit fiscal transparentado del Gobierno Central, que se puede considerar prácticamente similar al del Sector Público No Financiero, ascendió a RD$99,509 millones. Si este saldo financiero negativo se le agregan las erogaciones por aplicaciones financieras (amortización de deuda y disminución de cuentas por pagar), que fueron de RD$51,878.5 millones, tendremos cuales son las necesidades de financiamiento que en este caso ascenderían a RD$151,387.5 millones.

Según los datos disponibles en los reportes de la ejecución presupuestaria a septiembre, las fuentes de financiamiento en ese período fueron las siguientes: obtención de préstamos de largo plazo del sector público RD$7,561.5 millones, colocación de títulos y valores internos por RD$42,367.6 millones, obtención de préstamos de largo plazo de gobiernos extranjeros (Petrocaribe)RD$23,447.4 millones, obtención de préstamos de largo del sector privado extranjero por RD$6,500.4 millones, obtención de préstamos de largo de organismos internacionales por RD$8,506.1 millones e incremento de cuentas por pagar por RD$1,699.6 millones, lo que arroja un gran total de RD$90,082.6 millones.

Al comparar la cantidad de financiamiento transparentado por RD$90,082.6 millones, con las necesidades de (-) RD$151,387.5 millones, se genera una brecha de (-) RD$60,220.1 millones. Este residual representa financiamiento no transparentado que puede ser sobregiro bancario, las famosas operaciones de factoring, los RD$30,000 millones que deben a los comerciantes y proveedores, que como deuda flotante aun no han sido reconocidas como deuda pública y cualquier otro compromiso corriente no transparentado.

Como se puede ver, esta parte del déficit sin financiamiento aclarado por RD$60,220.1 millones, es la que mayor presión debe estar haciendo a las decisiones del gobierno por pasar en el menor tiempo posible una nueva reforma tributaria, sin antes dar señales ni tomar acciones contundentes en la dirección de racionalizar, eficientizar y generar ahorros significativos de gastos dispendiosos en todos los ámbitos y en todas las partidas del gasto publico. Esto refleja también la magnitud de desorden fiscal existente.

¿Cuáles gastos han influido en la generación del déficit fiscal 2012?

Es innegable que desde el 2004, pero sobre todo desde 2005 el impacto en el déficit fiscal, del subsidio al sector eléctrico y a la capitalización del Banco Central ha sido significativo. Ambas son situaciones, en las que tienen responsabilidades todos los sectores de la sociedad, unos por omisión y otros por beneficio propio,   que ameritan la toma de decisiones nacionales para encaminar esfuerzos en busca de soluciones novedosas que garanticen en el mediano plazo, correctivos permanentes a los cuales la clase política le ha sacado el cuerpo.

En el déficit del 2012, el subsidio eléctrico y la capitalización del Banco Central, tienen una ponderación conjunta que equivale al 46.2%, es decir si excluimos los montos destinados para ambas partidas que según las cifras disponibles sumaban a septiembre unos RD$46,000 millones, el déficit fiscal del Sector No Financiero  hubiese sido a la fecha indicada de RD$53,509 millones.

Estos RD$53,509 millones, que representan más del 53% del déficit de los primeros 9 meses de este año, están directamente vinculados con un desbordamiento del gasto asociado a la campaña electoral para la Presidencia de la República, cuyo costo no se le puede cargar a la población sin antes tomar los correctivos en la dirección de eliminar los dispendios, la corrupción, los sueldos y las pensiones desproporcionadas de una casta de funcionarios, que se han ricos al amparo del Estado y violando todas las normas de prudencia, decencia y moralidad.

Proyecciones para el cierre 2012

Las estimaciones del gobierno para el cierre del Presupuesto 2012, prevén que terminaremos con un déficit fiscal de RD$155,946 millones. Esto resultaría de la obtención de ingresos por RD$319,692 millones y la ejecución de gastos por RD$475,638 millones. En comparación con el 2011 tendríamos un aumento del gasto de 38.9%  (RD$133,217 millones más). Con respecto al Presupuesto Inicial el incremento sería de 27.1% que representan unos RD$101,455 millones adicionales.

Dentro del gasto adicional al cierre del 2012 se contabilizarían RD$32,584 millones pertenecientes a las transferencias al Sector  Eléctrico que terminaría con un total de RD$48,387 millones.

Hay que señalar que dentro de los gastos corrientes estimados al cierre de 2012 el gobierno incluye un total de RD$57,462 millones. La modificación presupuestaria de julio fijó la apropiación para el pago de intereses en RD$46,529 millones. Esto arroja una diferencia de RD$10,933 millones. Una situación parecida se verifica con la apropiación contemplada en el Presupuesto Complementario para las  transferencias al Sector Electricidad la cual fue fijada en RD$34,775 millones. Las estimaciones del gobierno la fijan en RD$483,87, es decir, RD$13,612 millones por encima. En términos legales esto ameritaría la introducción de una nueva ley de modificación del Presupuesto Vigente.

Las Perspectivas del Presupuesto 2013

El gobierno ha planteado un presupuesto para el 2013 por un monto global de RD$469,000. Esto supone mantener niveles de gastos en algunas partidas, parecidos a los que se registraran al final del actual ejercicio fiscal.

Según las estimaciones del gobierno dentro de los principales montos estimados para el próximo año se destacan gastos en educación, incluyendo la educación superior por RD$117,100 millones. Si asumimos que el 4% del PIB para preuniversitaria asciende a RD$99,648 millones, lo anterior significa que el monto para la educación superior sería de RD$17,452 millones.

Otra partida que podría parecer abultada en las estimaciones del gobierno es la de los intereses de la deuda pública, que según el presupuesto vigente este año sería de RD$46,231 millones y que para el 2013 el gobierno estima un monto de RD$74,315 millones. Esto arroja un aumento de RD$28,084 millones.

Las estimaciones de la Dirección de Crédito Público complementada con las estimaciones del monto de los intereses de la capitalización del Banco Central muestran una diferencia con las proyecciones del esquipo económico de RD$12,754 millones como se muestra en Cuadro No.5.

Finalmente, para que tengamos una idea de las necesidades de recursos para poner en marcha las principales instituciones publicas del gobierno central, a continuación se presenta un cuadro  con los datos sobre los gastos de funcionamiento de 18 ministerios y del Poder Judicial, Poder Legislativo, Tribunal Constitucional, Tribunal Supremo Electoral, Cámara de Cuentas y Junta Central Electoral.

Los gastos de funcionamiento comprenden las remuneraciones a los empleados y los gastos en servicios no personales y en materiales y suministros. Estos gastos son los que permiten las actividades cotidianas de las instituciones públicas. Hay que señalar que en estos montos se incluyen los dispendios y gastos sin control, pese a que parecen pocos.

(*) Economista. Experto en análisis del presupuesto nacional

Fuente: Acento