Francisco llama a servir a los más necesitados de todo el mundo

Vaticano. Francisco inauguró su pontificado con una declaración de intenciones y un mensaje de advertencia a los líderes del mundo reunidos en Roma: el verdadero poder es servir a los más necesitados.El Papa pasó casi más tiempo saludando a jefes de Estado y personalidades que oficiando la solemne misa de inicio de su papado en la plaza de San Pedro del Vaticano, a la que asistieron 200 mil personas, además de delegaciones oficiales, reyes, príncipes y presidentes de más de 130 países.
En su homilía  Francisco pidió a los gobernantes que sean “custodios” de la creación de Dios, que respeten el medio ambiente y no dejen que “los signos de destrucción y de muerte” acompañen al mundo. “El odio, la envidia, la soberbia ensucian el mundo”, dijo.
Recen por mí
Francisco pidió a los dominicanos rezar por él. La primera dama, Cándida Montilla de Medina, saludó y felicitó al papa Francisco al concluir la celebración de la misa solemne.
Montilla de Medina, tras conversar con el Santo Padre dijo: “He vivido un momento de mucha emoción, de mucha intensidad espiritual. Es algo único e inolvidable”.
Al presentarse ante el Papa como jefa de la misión que representó al Gobierno dominicano en el inicio del Pontificado de Francisco, este le dijo: “¡Ah!, de la tierra de Emiliano Tardif”; a lo que la Primera Dama le respondió un poco sorprendida y muy emocionada con un afirmativo “Sí, padre”.
De inmediato, el Papa Francisco le dijo a la señora Montilla de Medina: “Recen mucho por mí… Recen mucho por mí”.

Fuente: El Caribe.