Futuro de la Zona Colonial

La sola referencia nos traslada hacia uno de los espacios urbanos más hermosos y atractivos que dispone Santo Domingo, la Ciudad Primada de América.Es una postal exhibida en innumerables fotografías; exposiciones de pintura, revistas, catálogos, publicaciones periodísticas impresas y digitalesasí como brochures difundidos en el país y el exterior.

Su singular belleza ha cautivado a más de una generación de dominicanos y extranjeros que han podido desplazarse por sus calles; parques, iglesias, cafeterías, hoteles, restaurantes y discotecas diseminadas enla zona colonial.

De ahí, que el anuncio hecho recientemente por el ministro de Turismo, Francisco Javier García, de que las autoridades dominicanas, con el apoyo económico del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la participación de empresarios privados procederán al relanzamiento turístico de la vieja estructura urbanística capitalina, en principio con una inversión de 200 millones de pesos y un financiamiento de 30 millones de dólares.

Estos últimos recursos serán facilitados por el BID al gobierno a un plazo de cinco años, según relató García tras presentar al presidente Danilo Medina Sánchez y a un grupo de empresarios turísticos de la zona colonial el proyecto “Ciudad Ovando”.

El ministro de Turismo comunicó que las partidas complementarias para la ejecución del relanzamiento de la hermosa área,estarán incluidas en el Presupuesto Nacional y Ley General de Ingresos y Gastos Públicos del 2013, que introducirá el Poder Ejecutivo ante las cámaras legislativas en los próximos días.

Lo cierto es que debemos respaldar cualquier iniciativa orientada al rescate de la zona colonial de Santo Domingo, especialmente cuando se tiene el interés de lograr su dinamización tanto en cuanto a afluencia de visitantes como de movimiento comercial.

En este último aspecto, los propietarios de los distintos establecimientos comerciales y empresarios hoteleros del lugar deben velar porque se logre transformar la penosa imagen que actualmente proyecta.

Hay que rescatar los museos, edificaciones antiguas, parques, plazoletas y otras áreas de recreo de allí.

No podemos permitir que los turistas extranjeros que vienen a la República Dominicana tengan poca motivación para conocer la zona colonial, y que en cambio, opten por permanecer en los hoteles y centros turísticos escogidos para sus vacaciones.

La arrabalización, inseguridad y descuido de los principales atractivos que hay en ese espacio urbano capitalino, son entre otros, los factores que inciden para que esto ocurra.

La capital de cualquier nación, por lógica es un atractivo en la agenda del turista, y de ejemplo podemos citar, a Washington; Brasilia, Buenos Aires, Paris y Madrid, que anualmente reciben a millones de visitantes del mundo.

Confiamos en que las autoridades y los inversionistas privados que operan negocios en la zona colonial puedan reactivar uno de los lugares más emblemáticos y hermosos de la ciudad de Santo Domingo de Guzmán.

Que así sea.

Extraìdo:  DiarioDigitalRD

 

leave a reply