Gobierno tendrá que buscar RD$82 mil millones extra para el presupuesto

El financiamiento monetario del déficit fiscal ha sido un mecanismo excesivamente utilizado, pues, si bien no se trata de un instrumento legalmente válido, es un impuesto inflacionario que no necesita sanción congresional

El Gobierno dominicano está obligado a buscar no menos de 82 mil millones de pesos extra para poder equilibrar el Presupuesto Nacional del año 2013, debido a los déficit que arrastra en estos momentos.
Así lo advirtió el economísta Yván Rodríguez, quien afirmó que el Gobierno tendría que agenciarse por medio de la reforma tributaria que discute con los empresarios unos RD$51,482 millones, y otros RD$30,518 millones por vía de ajustes en el gasto del Estado.
Rodríguez expuso sus puntos de vista en una declaración escrita entregada a la redacción de Acento.com.do, que reproducimos a continuación:
Evaluación de la Situación Fiscal del Gobierno Central al 30 de Septiembre del 2012 y el Financiamiento del Déficit Fiscal
“A qué precio el Fausto de Goethe logró la vida eterna”
Al cierre del mes de septiembre el déficit fiscal de caja por el método de lo devengado, disminuyó en dos mil millones de pesos, con relación al acumulado hasta el mes agosto, para quedar en los RD$103,044 millones, (4.32% del PIB).
En la disminución del déficit fiscal influyeron las medidas de austeridad adoptadas por el nuevo gobierno en unos mil millones, así como el aumento en la recaudación de todos los impuestos, principalmente el de los ingresos, menos los impuestos sobre el comercio exterior, que cayeron con relación al 2011, en un 2.69%.
Sigue resultando muy alarmante el alto nivel del déficit primario, que excluye los intereses de la deuda pública de los gastos corrientes, ya que el mismo indicador se encuentra en números rojos en RD$72,311.6 millones.

El financiamiento monetario del déficit fiscal ha sido un mecanismo excesivamente utilizado, pues, si bien no se trata de un instrumento legalmente válido, es un impuesto inflacionario que no necesita sanción congresional

Es bueno recordar que el Presupuesto original presentaba un resultado primario del 1.4% del PIB en saldo positivo.
A pesar de que el déficit fiscal amortiguó su caída en unos dos mil millones durante el mes de septiembre, mis proyecciones siguen siendo que el mismo cerrará al 31 de diciembre con un balance superior a los 140 mil millones.
La tradición del comportamiento del gasto público durante el mes de diciembre es que en dicho mes el déficit siempre supera los RD$25 mil millones, y  faltan los meses de octubre y noviembre. En cuanto al déficit del Banco Central mis proyecciones están sobre los 30 mil millones, pues al 31 de julio ya superaban los RD$15 mil millones.
La situación fiscal actual gravita mucho sobre el consenso para llegar al famoso pacto fiscal, pues la brecha por cerrar demandará de un ajuste que las autoridades han identificado en un 2% del PIB del 2013, lo cual equivale a RD$51,482 millones, siempre que la proyección de crecimiento para el próximo año sean de un 7.5%, (4% de crecimiento del PIB real y 3.5% de inflación).
Pero no basta con esta cantidad para alcanzar un balance fiscal o déficit de caja de al menos un 1.5% del PIB, (RD$38,611 millones), un déficit que el FMI podría aceptar en un acuerdo tipo Stand By con el Gobierno.
El gobierno tiene requerimientos presupuestarios adicionales para el 2013 de unos 82 mil millones. Asumiendo que la reforma tributaria en la mesa del Consejo Nacional de Desarrollo Económicotenga un impacto recaudatorio de RD$51,482 millones, el gobierno tendría que obtener la diferencia por ajustes en el gasto, por unos RD$30,518 millones.
Y con todo ello, en el 2013 las cuentas públicas seguirán siendo deficitarias en mas de 38 mil millones, siempre que el FMI flexibilice sus requerimientos. Obviamente en los ajustes que vienen espero uno fuerte en la tarifa eléctrica, de un 20% al menos.
El financiamiento del déficit fiscal al 30 de septiembre sigue siendo el gran misterio o el enigma a descifrar. La hoja del balance de las operaciones fiscales del Gobierno Central presentan un faltante por debajo de la línea de RD$64,405.2 millones.
En el cuadro de Referencia del Proceso Ahorro-Inversión-Financiamiento a Septiembre del 2012 se muestra un financiamiento obtenido por el gobierno de RD$154,764 millones, de los cuales  de RD$90,098.4 millones están debidamente sustentados. Faltan por identificar las fuentes financieras, tanto de préstamos externos, como internos, para completar los RD$64,665.6 millones.
Esto me lleva obligatoriamente a revisar las cuentas monetarias que presenta el Banco Central, cuyos indicadores monetarios armonizados están disponibles al 26 de septiembre. Observando el comportamiento de la Oferta Monetaria Ampliada, (M2) entre el 31 de diciembre del 2011 y el 26 de septiembre del 2012, la misma se ha incrementado en RD$33,267.4 millones.
Revisando el crédito neto del Banco Central al Gobierno Central entre diciembre del 2011 y septiembre del 2012, (este último estimado por el autor), se obtiene un financiamiento monetario al gobierno similar al aumento en M2.
Entramos en la página del Banco Central a la sección Agregados de Crédito, donde aparece el Crédito al Gobierno Central del Banco Central,  con estas informaciones se suman los valores distintos de acciones y los préstamos concedidos al Gobierno Central en la cuenta de Activos y se resta los depósitos y los valores del Gobierno Central en la cuenta de Pasivos.
Luego se realiza la misma operación para el mes de septiembre del 2012 y para el mes de diciembre del 2011. Al dato de septiembre se le resta el de diciembre del 2011. Todo este ejercicio da como resultado RD$33,267.4 millones. A esto se le conoce como el Crédito Neto del Banco Central al Gobierno Central.
Y a esto es que el FMI le llama financiamiento mediante la emisión de moneda (a menudo designada con el nombre de monetización del déficit). En su libro “Programación Financiera. Métodos y aplicación al caso de Colombia”, el FMI expresa lo siguiente sobre el Financiamiento Monetario del Déficit Fiscal:
“Financiamiento del déficit fiscal. A menudo el gobierno financia su déficit mediante empréstitos del banco central o, a través de la venta de títulos-valores del Estado al Banco Central. Cuando el gobierno obtiene empréstitos del banco central, en primera instancia aumentan también los depósitos del gobierno en el banco central, y no se produce variación alguna en el crédito neto al gobierno. Pero una vez que el gobierno utiliza los fondos prestados para efectuar pagos al sector privado, aumenta el volumen de la base monetaria, ya que se reducen los depósitos del gobierno en el banco central, aumentándose el crédito neto de este último al gobierno.
“Por consiguiente, el déficit fiscal financiado mediante empréstitos del banco central se traduce en un aumento de la base monetaria en la misma proporción, y este financiamiento es equivalente al financiamiento mediante la emisión de moneda (a menudo designada con el nombre de monetización del déficit).La capacidad del banco central para controlarla creación de dinero primario negándose a suministrar crédito al gobierno es, por consiguiente, un indicador de la independencia del banco central.”
Analizando el comportamiento de los depósitos del Gobierno Central en el Banco Central, se observa que en el mes de julio del 2011 estos alcanzaron su máximo pico, cuando llegaron a RD$24,262.3 millones, y luego, tal como describe el FMI en el párrafo anterior, los depósitos iniciaron su descenso sistemático hasta llegar a los RD$1,906,6 millones en agosto del 2012 y a RD$2,960.1 a septiembre, de acuerdo con mis estimaciones.
Todo en perfecta coherencia con el mecanismo de la monetización del déficit fiscal. El que desea saber más de esto que consulte a Peter Montiel, Ariel Buira, Mohsin S.Khan, Vito Tanzi, Lizandro Abrego, y a otros reputados investigadores ya en retiro del FMI.
Todavía sumando los RD$32,267.4 millones de financiamiento monetario, faltan por justificar RD$31,398.2 millones para alcanzar el equilibrio presupuestario al 30 de septiembre del año en curso.
El financiamiento monetario del déficit fiscal ha sido un mecanismo excesivamente utilizado, pues, si bien no se trata de un instrumento legalmente válido, es un impuesto inflacionario que no necesita sanción congresional, y de muy fácil recaudación, en el que los contribuyentes difícilmente pueden evadirlo.
El país sigue esperando la respuesta de las autoridades fiscales y monetarias de la nación.

Extraído : Acento