Golpes recibió hija dueño de Transporte Espinal le habrían afectado su ojo izquierdo

La joven María Altagracia Espinal Vargas , hija del propietario de la empresa Transporte Espinal, se recupera de manera satisfactoria luego de ser golpeada por un hombre en el rostro y otras partes de su cuerpo, hasta el punto de afectarle su ojo izquierdo.

Así lo explicó Freddy Espinal, padre de la víctima, previo a la audiencia en la que se le conocería medida de coerción a Anyery Manuel Valdez Torres (Jonathan), señalado como la persona que la agredió el pasado 27 de julio de este año, cuando la dama se encontraba en su apartamento ubicado en un exclusivo sector de Santiago.

Explicó que su hija aún permanece en un hospital de Estados Unidos tras ser trasladada desde este país sin que los médicos le dieran esperanza de que pudiera seguir viva.

“Está recuperándose satisfactoriamente, después de 48 horas en un apartamento encerrada, “muerta”, que aquí no me le garantizaban vida, ni en los Estados Unidos”, expresó al ser abordado por periodistas.

Detalló que María Altagracia duró 14 días con una máquina recibiendo respiración artificial, y que fue luego de este período cuando comenzó a recobrar un poco el reconocimiento y a abrir el ojo derecho, “porque tiene un ojo que me le rompieron, tiene el ojo izquierdo roto”.

Sobre el acusado. Valdez Torres, de 33 años de edad, fue arrestado ayer por miembros de la Policía Nacional tras ser identificado como la persona que golpeó a Espinal Vargas en su apartamento del residencial Lourdes, en la urbanización Jardines Metropolitanos.