Homenaje a Hugo Chávez en las Naciones Unidas

AFP

Nueva York

La Asamblea General de la ONU destacó ayer miércoles el legado social de Hugo Chávez en un homenaje en el hemiciclo de Nueva York donde el fallecido líder venezolano había pronunciado uno de sus discursos más célebres calificando de “diablo” al entonces presidente estadounidense George W. Bush. 

“La Historia sin dudas recordará al presidente Chávez, un carismático líder cuyas políticas progresistas redujeron la tasa de pobreza en Venezuela”, afirmó el presidente de la Asamblea General de la ONU, el serbio Vuk Jeremic, al abrir la ceremonia en la que estuvo presente el canciller venezolano Elías Jaua. 

El homenaje, que contó también con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, comenzó con la proyección de un video con imágenes de la vida de Chávez, algunas de sus frases célebres (“Yo no soy yo, yo no soy un individuo, ¡yo soy un pueblo, carajo!) y mensajes de sus admiradores. 

Luego, tras pedir un minuto de silencio, Vuk Jeremic llamó a dejar de lado las “diferencias personales y políticas” a la hora de recordar a Chávez, destacando el “compromiso con la justicia social” del mandatario y su “trabajo duro para mejorar la vida de los venezolanos, especialmente los más pobres”. 

De su lado, Ban Ki-moon se refirió a Chávez como “uno de esos líderes que hizo la diferencia en su país, en la región y en el mundo” y recordó su “solidaridad” con otros países, en particular su ayuda a Haití tras el terremoto de 2010 y su contribución a los esfuerzos de paz en Colombia. 

“Pero quizás Hugo Chávez será recordado mejor por su habilidad para conectar en un nivel humano con los más vulnerables”, agregó Ban. El homenaje se llevó a cabo en el recinto donde se reúne habitualmente la Asamblea General de Naciones Unidas, y al que una vez por año, en septiembre, asisten mandatarios de todo el mundo para la apertura de las sesiones. 

En ese hemiciclo, Chávez protagonizó el 20 de septiembre de 2006 uno de los momentos más recordados de su carrera política, al referirse a Bush como “el diablo” y decir que la tribuna del recinto aún olía a “azufre” tras el discurso del mandatario estadounidense pronunciado el día anterior. 

(+)
MADURO: SERÁ DIFÍCIL EMBALSAMARLO

El presidente encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, admitió ayer que será “bastante difícil” embalsamar a Hugo Chávez, como había anunciado tras la muerte del mandatario el 5 de marzo, porque los procedimientos para hacerlo debían haberse comenzado “mucho antes”. 

“Hemos recibido científicos del más alto nivel, los mejores del mundo, de Rusia y Alemania (…) Las noticias científicas y las opiniones nos dicen que va a ser bastante difícil que sea así porque los preparativos tenían que iniciarse y la decisión se tuvo que haber tomado mucho antes”, dijo Maduro durante un acto trasmitido por el canal oficial. 

“Tengo las responsabilidad máxima de informar estos pasos para que todo el mundo sepa que hay dificultades… informó el mandatario.

Fuente: Listín Diario.