Hong Kong se rinde ante las protestas y retira el proyecto de ley de extradición

La jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, ha retirado formalmente el controvertido proyecto de ley de extradición. Esta decisión significa que el Gobierno está accediendo a una de las demandas de los manifestantes, quienes han salido a las calles para expresar su rechazo, entre otras cosas, a ese borrador legal. Las autoridades de la región administrativa especial china han adoptado la decisión tras enfrentar varios meses de disturbios que se han convertido en las mayores protestas de su historia.

La líder de Hong Kong Carrie Lam anuncio la retirada formal del controvertido proyecto de ley de extradición que ha hundido al territorio, que goza de régimen administrativo especial, en su peor crisis política en décadas.

En una declaración televisada grabada previamente, Lam anunció “cuatro acciones para iniciar el diálogo” con los diferentes sectores de la sociedad hongkonesa.

El proyecto de ley, que habría permitido extradiciones a tierra firme en China, donde los tribunales son controlados por el Partido Comunista, desencadenó meses de disturbios y planteó el desafío más grave para el president chino Xi Jinping desde que llegó al poder en 2012.