Iglesia católica suspende todas las actividades parroquiales

La Conferencia del Episcopado Dominicano, (CED), informó este miércoles que quedan suspendidas todas las actividades parroquiales ante la situación causada por la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19).

Mediante un comunicado, el CED indicó que las actividades suspendidas son las celebraciones eucarísticas y comunitarias, incluidas las de los domingos, y los actos penitenciales, vía crucis, retiros, talleres y procesiones hasta que cese la situación actual.

Por tanto, los sacerdotes deben celebrar la eucaristía sin participación del pueblo, a partir de mañana jueves 19 de marzo, hasta que cese la situación actual. Dijo que los sacerdotes deben interceder por los enfermos, orar por las familias y por todo el personal de salud para que Dios los fortalezca en esta “cuaresma involuntaria”.

“Los sacerdotes deben permanecer en sus respectivas parroquias, para garantizar el acompañamiento pastoral de sus feligreses”, resaltó el CED.