Inposdom quiere influir más en la economía local

Windler Soto

Santo Domingo

El instituto Postal Dominicano (Inposdom) trabaja en un ambicioso proyecto que pretende reformar el sistema de direcciones y códigos, con el fin de alcanzar mayor eficiencia en los tiempos de localización y entrega, y así aprovechar el potencial logístico de esta herramienta en el intercambio comercial y la inclusión financiera.

Así lo informó Modesto Guzmán, director del Inposdom, acompañado de Muhammad Benten, presidente de la Oficina de Correos de Arabia Saudita, con quien estableció alianzas estratégicas para intercambiar experiencias que favorezcan la gestión de correos de ambos países.

La intención final del Inposdom es lograr que se pueda implementar un método de códigos que ofrezca mayor exactitud y permita localizar fácilmente cualquier lugar, sin la necesidad de valerse de la aproximación, como sucede actualmente.

No obstante, Guzmán reconoce que estos planes implican muchos esfuerzos junto a los ayuntamientos, especialmente.

Según Beten el correo es más que el envío y recepción de cartas, es un sistema con el potencial de incidir sobre múltiples aspectos, gracias a la localización clara de cada lugar y persona. Entre ellos la economía y las políticas públicas.

Beten entiende que el correo tiene el potencial de realizar grande contribuciones a en un mundo que tiende a acortar distancias distancias y tiempo. Es por ello que toma como ejemplo la gestión eficiente y organizada de las oficinas de correos de Estados Unidos y otros países desarrollados de Europa. “Se estima que en 2020 el intercambio electrónico representará más del 70% del comercio. Pero si no tienes un buen correos que pueda repartir los bienes con una buena conexión electrónica, nunca tendrás comercio electrónico”, afirmó.

Oportunidad de negocio 
Según Modesto Guzmán, la visita de su par árabe tiene dos puntos como objetivos fundamentales: el acercamiento entre las oficinas de correos de dos países tan distantes y exploración de las posibilidades de desarrollar comercio electrónico entre República Dominicana y Arabia Saudita.

El aspecto comercial del acercamiento se enfoca en las posibilidades de desarrollar el intercambio de artesanía autóctona de ambos países. “Este comercio electrónico lo pretendemos enfocar inicialmente en la pequeña y mediana empresa con productos que reflejen las raíces culturales de ambos países que se venden por internet”, a través de los servicios de las oficinas de correos.

Estos esfuerzos del gobierno árabe tienen como objetivo la construcción del “correo del futuro”, uno que permitirá que la gente tenga que salir de casa para comprar, vender o cualquier otro trámite en ciudades cada vez más hostiles y congestionadas.

Gran parte de los sistemas de correos del mundo comparten una problemática común y es que mucha gente circunscribe al correo exclusivamente en el servicio y envío de cartas. Es por ello que se necesita educar a la población para que pueda visualizar este servicio de manera más amplia y así aprovechar todas las ventajas que supone su uso.

Una de las razones por la que esto sucede es el avance que han experimentado las tecnologías de mensajería instantánea, desde la aparición del correo electrónico.

“No solamente somos cartas, somos una infraestructuras para los países. Es estructura económica, social, estructura de seguridad”.

La infraestructura de redes es uno de las más valiosas posesiones del correo, la que le sirve para implementar la estrategia logística necesaria para comunicarse eficazmente con toda la población. 

Cortesía del Listín Diario.

leave a reply