Jeanine Añez, la senadora autoproclamada presidenta de Bolivia

Su pasado en redes sociales no ha estado exento de polémica

Jeanine  Áñez sorprendió la tarde del martes al auto-proclamarse presidenta interina de Bolivia en una sesión legislativa sin quórum en el Senado.

La sesión de la Cámara baja que convocó Jeanine Áñez, ex segunda vicepresidenta del Senado, para tratar la renuncia del presidente Evo Morales, fue suspendida este martes, y se reprogramó para el miércoles. Sin embargo, en una sesión relámpago en el Senado, que estuvo en dudas desde temprano, Áñez se auto-proclamó como mandataria interina.

Se estima que la toma de posesión se  realizó en una sesión rápida sin respetar los protocolos de la Asamblea Legislativa y sin que este cuerpo reuniera un quórum que la respaldara. Áñez ingresó al viejo Palacio de Gobierno con una Biblia en la mano, aunque nadie le tomó juramento.

El presidente dimisionario de Bolivia, Evo Morales, denunció ayer que en su país ha tenido lugar “el golpe más artero y nefasto de la historia”, al reaccionar a la proclamación de la senadora opositora Áñez como presidenta interina.

Áñez, de 52 años, es una senadora opositora, abogada y exdirectora del medio de comunicación Totalvisión. Nacida en la ciudad de Trinidad, en el departamento de Beni.

Sin embargo, su pasado en redes sociales no ha estado exento de polémica.

En 2013, publicaría una serie de tweets en los que despreciaría con comentarios racistas y satánicos a miembros de las comunidades indígenas.

La llegada de una mujer a la Presidencia tiene un único antecedente en Bolivia: en noviembre de 1979, a los 58 años, la cochabambina Lidia Gueiler asumió el mando, en el que estuvo apenas 244 días, porque en julio de 1980 fue derrocada por el general Luis García Meza.

Áñez es ahora la  presidenta número 66 de Bolivia y tendrá a su cargo la transición hasta el llamado a nuevas elecciones.  Fue constituyente de 2006 a 2008, cuando se redactó la nueva carta magna.

Desde 2010 es senadora, primero por el partido del Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional (PPBCN), y después, ya designada vice segunda de la cámara alta, como integrante de Unidad Demócrata.

Divorciada del también político Héctor Hincapié y madre de dos hijos.

Áñez fue muy crítica de la gestión de Morales y mucho más de su intento de lograr un cuarto período de gobierno.