Jóvenes que aman el ballet clásico

La energía y vitalidad que emana de ellos es simplemente asombrosa. Son cinco noveles bailarines de entre 10 y 18 años, cuya pasión por la danza los convierte en promesas del ballet dominicano.

Andrea Yunén y Lya Gómez (de Ballet Concierto Dominicano), y Pablo Paredes, José Enrique Féliz y Perla Marmolejos (de la Escuela Nacional de Danza), se alzaron con el triunfo en la primera edición de los Premios Eladia de Cuello al Ballet Clásico.

De visita en LISTÍN DIARIO compartieron sus impresiones sobre esta experiencia.

“Es mi primera vez”
Al igual que los demás, la más joven de los galardonados, Andrea Yunén, de 10 años (categoría I, segundo lugar), es nueva en esto de los concursos: “Fue mi primera vez en un concurso y yo me sentí muy bien porque aparte de que el entrenamiento era muy duro, yo me sentía muy bien de cómo los profesores me ayudaban”, narra.

En ese sentido Anna Karina Cuello, directora de la Academia de Ballet Anna Pavlova, explica que estos premios fueron creados para brindarle una oportunidad al talento infantil y juvenil de la danza, la “oportunidad de ganar y desarrollarse”, y promover aún más el ballet clásico en nuestro país. “Pudieron conocer los pioneros de la danza clásica en nuestro país”, añadió.

Sin vacaciones
Para Perla Marmolejos (categoría 4, primer lugar) este verano no hubo descanso. Desde que colgaron en el mural de su escuela el anuncio de los premios, todo fue duro entrenamiento. Sin embargo no lo ve como un sacrificio: “Para nosotros esas son las vacaciones porque a veces nosotros preferimos ir al ballet, que ir de vacaciones”, expresa en nombre de ella y de sus otros compañeros. El próximo verano viajará hacia al Ballet Hispánico de Nueva York. Este es uno de los premios para la joven ganadora que al momento de su participación no había cumplido aún los 18 años.

Varones en la danza
Pablo Paredes Krawinkel (14 años) y José Enrique Féliz (17 años) conocieron el mundo de la danza a través de la iniciativa de la profesora Ninoska Velásquez, el Proyecto Varones Endanza. A ella le profesan una sincera gratitud, y a los miembros del jurado en los premios y a todos sus entrenadores.

Pablo visitará Colombia el año entrante. Estará en Incolballet. José Enrique, por otra parte, es un ejemplo de la perseverancia que deben manifestar estos chicos para alcanzar sus sueños de ser grandes bailarines. Su padre no aprueba el que esta sea la pasión de su hijo:

“Mi mamá ha convencido a mi papá que me apoye y el con su enojamiento dice que sí”, expone el joven.

Cada uno sueña con -como diría la pequeña Lya- “seguir bailando” hasta el final. Y ya superados los nervios y la presión de hacer una ejecución impecable todos concuerdan en que con la danza ganan “hasta el triple” de su esfuerzo. Los premios seguirán celebrándose cada 2 años.

PIONEROS DE LA DANZA CLÁSICA
Cada una de las categorías de los premios, 4 en total, fue dedicada a una gran figura del ballet clásico nacional: Ana Grullón Pellerano, Magda Corbet, Clara E. Ramírez y Eladia Rodríguez de Cuello.
ESTATUILLAS Y VIAJES AÉREOS
Gracias al apoyo de muchos patrocinadores, los ganadores de este certamen recibieron una estautilla, medallas, celulares y ropa de danza. Además los primeros lugares viajarán a diferentes escuelas del contienente a recibir talleres de danza.

Fuente: Listín Diario