L2 de Metro impulsará el turismo de tiendas

SD. La recién inaugurada Línea 2 del Metro Santo Domingo podría repercutir positivamente en el comercio, incentivando el turismo de tiendas en el Gran Santo Domingo, ofreciendo la oportunidad a los pasajeros de transportarse de extremo a extremo de la ciudad con sólo hacer un transbordo en la Línea 1.

Por ejemplo, se puede recorrer en unos 25 minutos la línea 2 completa, de Este a Oeste o viceversa, desde la estación Eduardo Brito, ubicada en el Puente de la 17 hasta la estación María Montez, situada en el kilómetro 9 1/2 de la Autopista Duarte.

Centros comerciales de gran afluencia de público están ubicados en la trayectoria de ese corredor, como son Ágora Mall, Sambil, Galería 360, Ikea, Ferretería Americana y Diamond Mall. También están ubicadas la Plaza Metropolitana, el Centro Comercial Kennedy, la Distribuidora Corripio, el Mundo del Juguete, Ferretería MC, entre otros.

A esos atractivos de grandes centros comerciales con disponibilidad de sucursales bancarias, áreas de cines, restaurantes y de espacios de diversión para niños, jóvenes y adultos, se le añade la oportunidad de tener acceso a otros espacios públicos como el Centro Olimpico, torres de varias entidades bancarias, centros educativos y otros.

Entre las principales avenidas que abarcan las 34 kilómetros de esa vía férrea figuran la Máximo Gómez, donde está la estación Juan Pablo Duarte, que empalma con la línea 1; las avenidas Winston Churchill, Abraham Lincoln, Duarte, Nuñez de Cáceres, Dr. Defilló, Ortega y Gasset, Francisco del Rosario Sánchez y Gregorio Luperón. Esas avenidas constituyen un acceso directo a otra cantidad importante de tiendas.

En tanto que la línea 1, con 34 estaciones, se puede recorrer por completo en tan sólo 26 minutos. Abarca una longitud de 14.5 km., y atraviesa la ciudad de Norte a Sur. Desde la estación Mamá Tingó, ubicada en la avenida Charles de Gaulle hasta la estación La Feria en el Centro de los Héroes abarca la Ave. Abraham Lincoln, la Correa y Cidrón, donde está la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), la Máximo Gómez, 27 de Febrero, John F. Kennedy, Nicolás de Ovando y otras.

Ayer, el subdirector de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret), Leonel Carrasco, informó que el pasado lunes circularon 40,950 pasajeros en horario de 12:00 M. a 10:50 p.m., lo que superó las expectativas.

Pasajeros contentos

“Ay qué rico. Yo cogí una guagua hasta la (Máximo) Gómez y ahora yo me voy en mi Metro. Esto es lo mejor que han hecho. Yo estoy muy contenta”, dijo María Isabel Martínez antes de abordar la estación María Montez, ubicada en la glorieta entre el kilómetro 9 1/2 de la Autopista Duarte y la Ave. Gregorio Luperón.

Otro pasajero, Ramón Venet, un estudiante de Medicina de la UASD, también aprovechaba la nueva línea 2. Richard Wilson Pérez dijo que una ruta que hacía antes en una hora la hizo en solo 10 minutos. Se trasladó a Villa Mella desde la estación Eduardo Brito, en el Puente de la 17, e hizo un transbordo en la Línea 1.

El concho tendrá que adaptarse a la L2El concho tendrá que adaptarse a la L2 

Un grupo de carros públicos se alineaba debajo del puente peatonal ubicado en la cabeza del puente Francisco del Rosario Sánchez a la espera de los pasajeros salientes de la estación Eduardo Brito. Se quejaban de que el Metro les ha dejado sin pasajeros. Los del motoconcho igual, decían que no lograban beneficios, pero “hay que esperar, porque hay perspectiva”, respondió Wellington Matos, motoconchista.

Luego de la entrada del Metro, los que ofrecen servicios del transporte a lo largo de las avenidas John F. Kennedy, V Centenario y Padre Castellanos sienten la presión del servicio nuevo. Mientras que la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret) reportaba cifras “satisfactorias”, durante la jornada inaugural de operación, la que se inició al mediodía, tras la visita del Presidente y concluyó a las 10:30 de la noche. El subdirector de la Opret, Leonel Carrasco, señaló que “las rutas de carros públicos, guaguas y motoconchos tendrán que adaptarse y buscar la forma de subsistir porque hay ejemplos, como la estación Los Taínos, donde los choferes resultaron beneficiados. El Ensanche Luperón es bastante grande y seguro se pueden sacar pasajeros del barrio que vayan a usar el Metro”, refirió Carrasco.

Fuente: Diario Libre.