¿La aspirina previene la preeclampsia en embarazadas de alto riesgo?

En un ensayo clínico, el uso de una dosis baja de aspirina no logró prevenir la preeclampsia, pero un meta-análisis que incluyó ese ensayo sugiere que la incorporación temprana del popular fármaco previene tanto la preeclampsia como su forma grave.

“Aun con la información disponible sobre el tratamiento con una dosis baja de aspirina, hay opiniones vehementes a favor y en contra”, dijo la doctora Pia M. Villa, de la Universidad de Helsinki, en Finlandia.

“Nuevamente, la pregunta clave es cómo identificar a las mujeres con un riesgo lo suficientemente alto como para necesitar algún tratamiento”, agregó.

El equipo de Villa estudió el efecto del uso de aspirina entre las semanas 12 y 14 de gestación tanto en la aparición de la preeclampsia como en el retraso del crecimiento intrauterino en 947 embarazadas con factores de riesgo y en 117 embarazadas sin factores de riesgo conocidos.

A 152 mujeres con persistencia de Notch (incisión protodiastólica) bilateral de segundo grado en la determinación por ultrasonido del flujo sanguíneo de la arteria uterina se las asignó al grupo tratado farmacológicamente. Sesenta y una recibieron aspirina, 60 recibieron placebo y 31 quedaron fuera del análisis.

En el análisis por intención de tratar publicado en BJOG no hubo diferencia entre los grupos tratados con aspirina y placebo en cuanto a la aparición de la preeclampsia, la hipertensión gestacional, la preeclampsia temprana, la preeclampsia prematura, la preeclampsia grave, la baja talla para la edad gestacional o un diagnóstico grave.

Con estos resultados, el equipo realizó un meta análisis de su estudio y otros dos (que sumaron 117 mujeres tratadas con aspirina y 108 mujeres tratadas con placebo), en los que se había empezado a consumir la aspirina antes de la semana 16 de gestación.

En esa revisión, el tratamiento con aspirina estuvo asociado con un 40 por ciento menos riesgo de desarrollar preeclampsia y un 70 por ciento menos riesgo de padecer preeclampsia grave. La aspirina no influyó en la aparición de la preeclampsia prematura y a término.

“Nuestro objetivo era identificar a las mujeres de alto riesgo mediante la determinación del flujo sanguíneo uterino en los primeros meses de embarazo”, dijo Villa.

El autor explicó que “aunque los síntomas de la preeclampsia surgen con el embarazo avanzado, el proceso de enfermedad comienza muy tempranamente y, a veces, se puede detectar en el estudio temprano del flujo arterial uterino con ultrasonido, aunque éste no es un método muy preciso”.

“Con nuestro estudio y dos ensayos clínicos previos similares llegamos a la conclusión de que, en estas mujeres, una dosis baja de aspirina (100 miligramos por día) es un enfoque efectivo y seguro para prevenir la preeclampsia y su forma grave cuando se utiliza antes o a partir de la semana gestacional 16 en las mujeres de alto riesgo”, finalizó Villa.

Fuente: NLM