La educación dominicana está en su peor momento, según informe del FEM

No podía ser más oportuno el Plan Nacional de Alfabetización puesto en marcha por el presidente Danilo Medina, porque el Informe de Competitividad del Foro Económico Mundial sitúa la educación dominicana entre los peores lugares en una lista de 144 países.

En efecto, en el informe del FEM, divulgado la semana pasada coloca a la República Dominicana con una puntuación de 1.8 en el renglón “Calidad de la educación primaria”, lo que deja al país en el lugar 140 de los 144 evaluados.

Asimismo, en el renglón “Matrícula en educación primaria”, en porcentaje neto, se registra el 87% de la población infantil en edad escolar, lo que coloca al país en el lugar 111.

En cuanto a “Matrícula en Educación Secundaria”, en porcentaje bruto, la República Dominicana registra el 76.8%, colocándose en el lugar 95 de los 144 países estudiados.

Asimismo, en el renglón “Matrícula educación terciaria” (universitaria y técnica), en porcentaje bruto el país alcanza el 33.3% de su población en edad para los estudios superiores, ocupando el lugar 70 de lista de países.

En cuanto a la “Calidad del sistema de educación”, República Dominicana obtiene una calificación de 2.3, quedando así como el país número 136 países, entre los 144 registrados en el documento del FEM.

Sobre la “Calidad de la enseñanza de matemáticas y ciencias”, el sistema educativo dominicano apenas alcanza un 1.9, es decir el lugar 139 entre los 144 países.

Respecto a la calidad de la administración de las escuelas, el país alcanzó la calificación de 3.9, quedando así en el lugar 89 entre los países incluidos en este renglón.

Tecnología y otros aspectos

El índice o informe de competitividad del FEM también midió el “Acceso al Internet en las escuelas”, servicio en el cual República Dominicana registra  3.3 puntos, y queda en el lugar 103 entre los países analizados. En cuanto al “Acceso a servicios de investigación y capacitación”, República Dominicana apenas alcanza 3.7, es decir el lugar 92 entre los países estudiados.

Otro aspecto estudiado en el informe del FEM es el de “Alcance de capacitación de personal”, en el cual el país apenas logra una puntuación de 3.6, quedando en el lugar 99 entre los 144 países estudiados.

Corrupción

Un aspecto en el que particularmente República Dominicana ha quedado mal parada es el de la corrupción.

En este año, la República Dominicana quedó ratificada como líder internacional en corrupción.

También el país ocupa un lugar principal en cuanto a la desconfianza que genera en la sociedad el cuerpo de policía.

Tendencias para América Latina y el Caribe

Según el Índice de Competitividad 2011-2012 del Foro Económico Mundial, que tiene su sede en Suiza, las perspectivas económicas para América Latina muestran un panorama relativamente optimista para los próximos años, a pesar de cierta incertidumbre vinculada a una posible desaceleración en Europa y Estados Unidos, dos socios comerciales importantes. A pesar de una disminución del PIB del 1,8 por ciento en 2009, la región ha logrado capear la recesión global relativamente bien y ha estado creciendo constantemente desde entonces.

Con una tasa de crecimiento de alrededor del 6 por ciento en 2010 y tasas esperadas de 4,75 por ciento en 2011 y 4,25 por ciento en el 2012, la región ha cerrado la brecha de  productos y el exceso de capacidad generado durante los años de recesión, superando a las economías más avanzadas. Sin embargo, en algunos países exportadores de materias primas, como Chile y Brasil, donde se prevé un crecimiento económico para alcanzar el 6,5 por ciento y 4,1 por ciento, respectivamente, en 2011-algunas señales de sobrecalentamiento con presiones inflacionistas han comenzado a acumularse y se están haciendo cada vez más preocupantes.

El desempeño positivo de la región en general está vinculado tanto a la mejora de algunos aspectos fundamentales de competitividad, como políticas fiscales y monetarias más sólidas y de la boyante demanda interna, y a las auspiciosas condiciones externas, incluyendo una fuerte demanda de materias primas de China, y la recuperación progresiva de las economías importadoras, sobre todo Estados Unidos.

En términos de competitividad, muchos países han experimentado mejoras significativas. México (subió ocho puestos), Perú (subió seis), Bolivia (subió cinco), y Brasil (también cinco) registraron las mayores mejoras, mientras que Panamá (cuatro arriba) Ecuador (cuatro arriba), Argentina (subió dos), Barbados (subió una), y Uruguay (también uno) han visto un progreso más moderado. El resto de los países de la región han permanecido estables, como Colombia, o han disminuido ligeramente. Los mayores descensos de la región han experimentado en algunos países de América Central, por ejemplo, en Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Jamaica, principalmente debido a un deterioro de las condiciones de seguridad.

Con el fin de mantener el impulso positivo, América Latina y el Caribe tendrá que abordar algunos de los desafíos persistentes que limitan su competitividad. Si bien la región es vasta y heterogénea en su conjunto, se destacan cuatro grandes retos clave que afectan de forma diferente a cada país: (1) Instituciones débiles con los altos costos asociados con la falta de seguridad física, (2) el pobre desarrollo de la infraestructura, (3 ) una asignación ineficiente de producción y recursos humanos; y, cada vez más, (4) un retraso en la innovación no sólo frente a los más desarrollados, sino también a economías emergentes. Hacer frente a estos retos de la próxima década será crucial para asegurar el progreso económico y social de la región.

Haití está incluido en el análisis por primera vez y está en el lugar 141. El país sufre de debilidades importantes en muchas áreas y todavía se está recuperando de las consecuencias del devastador terremoto de 2010. No obstante, algunos aspectos positivos de su entorno macroeconómico, la apertura comercial, y su mercado laboral flexible son un buen augurio para el futuro del país y podría proporcionar una base fructífera para futuras reformas.

Esperamos que la inclusión de Haití en el ICG ayudará a orientar y definir la agenda estratégica para su reconstrucción, poniendo su economía sobre una base más sólida y contribuyendo a la erradicación de la pobreza en el país.

República Dominicana ratificada campeona mundial en corrupción

Extraído: Acento