18 Junio 2024

La pobreza nuestra es sistémica

Teleuniverso

Por: Ramón Antonio Veras.

1.- Como si nada; sin darnos cuenta; nada de tomar en consideración; así por así. De la manera más normal, nos hemos acostumbrado a aceptar el modo de vida actual, con naturalidad, de lo más espontáneo.

2.- La generalidad de las dominicanas y los dominicanos, nos comportamos como si viviéramos en la sociedad modelo,  paradisíaca. Se está confundiendo el infierno con la gloria de los cristianos.

3.- Porque está predominando el proceder de quienes accionan según su propio interés y sin pensar en los demás, cada individualista que la pasa a las mil maravillas, considera que es ejemplo de la colectividad, que como él, vive el pueblo entero.

4.- Algunos desorejados, de los que andan por esas calles de Dios, sin orden ni concierto, manga por hombro, muy pepillitos, creen que estamos en una sociedad de abundancia y no de carencias.

5.-  La desigualdad en nuestro medio social, no la debemos medir por la diferencia en el color de la piel de los que aquí habitamos, sino por la existencia material y espiritual de la mayoría de los que estamos en el día a día, en el permanente trajinar.

6.- Hacer cuenta, sumar la cantidad de nuestros connacionales que carecen de lo indispensable para vivir, contabilizar a los que son pobres, nos debe llamar a reflexión.

7.-  Tal vez no están bien calculados, pero motiva espanto los tantos pobres que aquí  estamos viendo en todo momento. Su realidad es para considerar, tenerlos presentes, tomarlos en cuenta.

8.- No es cuestión de creerse estar de rechupete, en grande; en la gloria. Lo que importa es que por más que usted se crea afortunado; ¡mentira!, está moviéndose en un sitio de desdichados, víctimas de la escasez de comida, en un país de pobreza.

9.- Por más merengueros y reguetoneros que salgan cada día a hacer bulla, a estar de bullangueros, este es un pueblo que está triste, porque el hambriento no le da la real gana de querer oír música con el estómago totalmente desocupado.

10.- No es paja de coco; estar de lo más bien; a cuerpo de rey; como pez en el agua, pero formando parte de un país donde abunda la menesterosidad; donde en cada calle hay indigentes. En cualquier espacio del territorio nacional dominicano se cuentan por miles  los marginados sociales.

11.-  Hablar o escribir sobre la pobreza, es muy fácil; un juego de niños, algo así como pasearse por un hermoso jardín. Lo terrible, lo muy espeluznante es saber que lo que se dice es la pura verdad.

12.- La caterva de pobres que hay en nuestro país, no es una fábula; un cuento de camino; una mentira para alarmar; ni creación de políticos. Nada de fantasear, ni sacar de la manga. La pobreza del sistema está debidamente inventariada.

13.-  El Ministro de Economía Planificación y Desarrollo, dijo que en el país hay 2, 947,255 personas en pobreza monetaria, de los cuales 401,283 están en pobreza extrema… La tasa de pobreza general para 2022 fue de 27.7 % y disminuyó en 3 puntos porcentuales respecto a 2021, cuando fue de 30.7 por ciento. La tasa de pobreza extrema pasó de 3.8% en 2021 a 4.1% en 2022… [i]

14.-  Muchos de los pobres que en nuestro país comen de vez en cuando, no están en la citada suma, pero de todas maneras, no importa la cantidad publicada, lo cierto es que ella es una manifestación clara de una comunidad de gente pobre.

15.- La pobreza no llega por herencia sanguínea, maldición divina o  casualidad. Ella es sistémica, responde a un orden social injusto como el que padece el pueblo dominicano.

16.- Cada dominicano que se convierta en juez de su propia conciencia, y luego de reflexionar, atendiendo a su sano juicio, determine si es de  justicia que nuestro país, partiendo de sus recursos naturales, la capacidad y dedicación de su material humano, es para contar con millones de pobres.

Santiago de los Caballeros,

15 de agosto de 2023.

[i] Periódico Hoy, 24 de mayo de 2023.

 

Más vistas
Recientes