24 Julio 2024

La Revolución Cubana mantiene su ética, mientras adversarios se degradan

Teleuniverso

Por: Ramón Antonio Veras.

I.- Para tener conocimiento de la causa generadora de la Revolución Cubana

1.- Al momento de triunfar la Revolución Cubana, no tenía la menor idea de la razón por la cual, precisamente en la patria de José Martí, había surgido, desarrollado y tenido éxito el proceso revolucionario cubano.

2.- Luego, al tener acceso a las obras escritas por los clásicos del socialismo científico, comencé a conocer algunas de las leyes que rigen el desarrollo de la sociedad humana, la naturaleza y la facultad de pensar, el pensamiento.

3.- Qué sabía yo nada de que «una sociedad no desaparece nunca antes de que sean desarrolladas todas las fuerzas productoras que pueda contener y las relaciones de producción nuevas y superiores no se sustituyen jamás en ella antes de que las condiciones materiales de existencia de esas relaciones hayan sido incubadas en el seno mismo de la vieja sociedad». [i]

4.- Examinar con detenimiento el contenido y esencia de lo anteriormente expuesto, me permitió tener un juicio, más o menos acabado, de lo que correspondió ejecutar a los combatientes del Moncada y Sierra Maestra, ser los intérpretes de las grandes tradiciones de sus compatriotas antepasados y de los oprimidos en Cuba al momento que emprendieron el conjunto de hechos dignos de ser recordados.

II.- La Revolución Cubana, llegó para cambiar todo lo malo. La ética en la revolución

5.- La Revolución Cubana, llegó para hacer obra de transformación en lo económico, político, social, ético y moral. Ella vino a hacer labor de profilaxis, a crear las condiciones higiénicas para lavar, sanear a Cuba.

6.- El ejemplo ético de la Revolución Cubana, fue Fidel Castro, que hizo de cincelador de lo que debía de ser el comportamiento de la vida social y personal del ser humano hechura de la revolución.

7.- Después del 1 de enero de 1959, en Cuba se le hizo difícil vivir a quien no se dedicaba a estudiar o trabajar. El ocioso, el estéril, quedó sin espacio para hacer el papel de inactivo, mientras la mayoría permanecía ocupada haciendo, aportando.

8.- Porque en Cuba el holgazán no pudo ajustar su accionar al molde moral de la revolución, se vio en la necesidad de ahuyentarse, salir espantado para Miami a vivir haciendo diabluras de todo tipo.

9.- Esa fue la realidad de lo ocurrido en Cuba una vez triunfó la revolución y con ella otra manera de portarse. Actuar al margen del buen vivir quedó sin vigencia en la tierra de José Martí, Máximo Gómez y Antonio Maceo.

10.- Cuba, antes de la revolución, fue un antro, servía de guarida de delincuentes nacionales y extranjeros. Era, algo así, como un lugar de escondite para narcotraficantes, proxenetas, tahúres y asesinos por encargo.

11.- La moral de quien hace una habitualidad de la trampa, el engaño y otras variedades de la truhanería, está en la imposibilidad de ajustar su existencia a las buenas costumbres y correcto proceder que acompañan a la revolución encabezada por Fidel y dignamente sostenida por las masas populares cubanas.

12.- El proceso revolucionario cubano, no solo triunfó para poner los medios de producción al servicio de las trabajadoras y los trabajadores de Cuba, sino también para que imperara una nueva forma de convivencia y hermandad con honradez.

13.- Una sociedad nueva en lo ético y moral, no está para alojar a la basura social, que no es otra que el conjunto de subproductos sociales, esa escoria muy presente e identificada como granujas; los bellacos politiqueros, truchimanes y pícaros de todos los pelajes.

14.- De ser un garito, pasando por centro de prostitución, hasta llegar a convertirse en el ambiente ideal en el Caribe para asesinos a sueldos de tiranos, Cuba con la revolución se hizo el lugar ideal de revolucionarios y combatientes por la libertad.

15.- A raíz del triunfo de la revolución, desde Cuba salieron personas de buenos sentimientos, honestas, laboriosas y molestas, porque el nuevo orden social afectó sus intereses.

16.- Pero la gente decente no fue la mayoría de los que abandonaron a Cuba. El desecho, el residuo, toda esa porquería, las peores lacras de una sociedad en decadencia, se trasladó a Estados Unidos a hacer cosas feas, ilícitas, hasta llegar a convertirse en congresistas artífices de la corrupción.

Ideas finales

17.- La revolución inaugurada el 1 de enero de 1959, fue hecha para cubanas y cubanos desarrollarse de manera colectiva y ser virtuosos por habituarse al estudio y al trabajo creador, que es la principal actividad encaminada a un fin social.

18.- La Revolución Cubana surgió de las mismas entrañas del pueblo y se ha mantenido apegada a las enseñanzas éticas, propias de la moral política, llena de pureza.

19.- El conjunto de ideas fundamentales sobre las cuales descansa la ideología de la Revolución Cubana, tiene por base normas inamovibles de decencia, ya arraigadas en la conciencia de lo mejor del pueblo de Cuba.

20.- Mientras Cuba resiste, sufre por el bloqueo y conserva incólume sus principios éticos y morales, aquellos que, desde el Congreso de Estados Unidos, han propiciado medidas unilaterales contra la patria de Martí, cada vez más confirman sus inconductas como corruptos.

21.- Algunos de aquellos que nunca aceptaron la forma de vida decente enseñada por la revolución, abandonaron a Cuba, llegando a insertarse en instituciones norteamericanas y utilizando su investidura han hecho daño al pueblo cubano, a la vez que han usado su influencia para operaciones inmorales.

22.- El ente, producto de la Revolución Cubana, ha sido educado y sirve de modelo para adiestrar a personas en el buen vivir con honor, y ser merecedoras de honra por actuar apegadas a la reputación bien ganada.

Santiago de los Caballeros,

24 de septiembre de 2023.

[i] Contribución a la crítica de la economía política. Carl Marx, Ediciones de Culturas Populares, página 13.México.

Más vistas
Recientes