Leonel mintió al país respecto a la ley de Recapitalización del Banco Central

Usando uso de su capacidad expositiva y telegénica, el Expresidente de la República Dominicana trató de justificar las proyecciones fiscales de las autoridades económicas de la Nación, en cuanto a que al finalizar el 2012 habrá un déficit fiscal de 187,000 millones, un 7.85% del PIB.  Pero se quedó atrapado mirando los árboles, y no la profundidad del bosque.

Al igual que como lo hizo el Dr. Fernández, también daremos una vista al Presupuesto General del Estado para todo el 2012, aprobado por el Congreso Nacional a finales del año 2011. Este Presupuesto ascendía a RD$430,000 millones, con un déficit fiscal proyectado de RD$22,400 millones, un 1% del PIB.

Al mismo tiempo el Presupuesto estaba ceñido al compromiso de un resultado primario del mismo tamaño, pero positivo. Siempre se había insistido en que el Gobierno había sobrestimado los ingresos corrientes en mas de un 15%, y que el subsidio eléctrico había sido significativamente subestimado.

Contrario a lo expresado por el Dr. Fernández, de que el déficit fiscal ha tenido su origen en las bajas recaudaciones tributarias durante el presente año 2012, queremos informar que los ingresos del gobierno por dicho concepto aumentaron en un 15% con relación al periodo enero-octubre del año 2011, equivalente a un aumento de RD$34,427 millones.

Ya no es posible seguir señalando que el coeficiente deuda/PIB es del 27%. Ya ese umbral fue superado con creces y exhibimos un coeficiente superior al 45% del PIB, con una deuda publica total de mas de 26 mil millones de dólares

Sin embargo durante el mismo período los gastos se incrementaron en 39.5%, equivalente a un aumento de RD$96,610 millones. El origen del déficit radica en el aumento de los gastos y no en la caída de las recaudaciones.

En cuanto a la transferencia de RD$18,750 millones al Banco Central, establecido en la Ley de Recapitalización del BC para el año 2012, y no de 40 mil millones de pesos, como afirmara el Dr. Fernández.

Esto es un mandato de la citada Ley aprobada a solicitud del Gobierno del Dr. Fernández en el año 2006, que dicho sea de paso, ha sido incumplida de manera sistemática desde el año 2009, según consta en el Quinto Informe de Rendición de la Ley de Recapitalización publicado por el ente emisor en su página web.

En efecto, hasta el mes de agosto del 2012, el gobierno adeuda al Banco Central RD$259, 868 millones, ya que sólo ha transferido a la fecha RD$82,000 millones.

En el 2003 la crisis bancaria fue originada por un fraude bancario, y en estos casos el gobierno asume la responsabilidad de su costo. Y eso ha ocurrido en Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, Mexico, Costa Rica y más recientemente en los Estados Unidos, Francia, Grecia, España y en Londres.

Por otro lado, ya en el Presupuesto General del Estado aprobado en el 2011 para todo el 2012, los intereses de la Recapitalización del Banco Central habían sido consignados en el renglón Intereses de la Deuda Publica y esto queda muy bien explicado en el Capítulo Explicativo del Presupuesto.

De manera que en esto no hay razones para justificar y buscar la causa del extraordinario déficit fiscal en el déficit cuasi fiscal del Banco Central, cuyas pérdidas operacionales al mes de octubre superaban los 20 mil millones de pesos, por los altos gastos generales, que incluyen los mas de 650 millones que esa entidad gastó en prestaciones laborales, publicidad y jubilaciones, bono de aniversario, etc.

Lo mismo puede afirmarse de los gastos del Gabinete Social, que en el Presupuesto del 2012 ascendían a más de 36 mil millones de pesos.

Lo que el Dr. Fernández no dijo fue que a la partida Transferencias Corrientes, a la cual se le habían presupuestado RD$77,900 millones, ya para el mes de agosto había sido ejecutada en más de un 105%, para situarse al 30 de octubre en los RD$106,000 millones, para una ejecución del 136%.

Por demás, en la transferencias corrientes se incluyen los gastos del subsidio eléctrico que al cierre de octubre totalizaban los RD$29,800 millones, lo que contradice la aseveración del Expresidente de que esta partida ya ha requerido de más de 40 mil millones.

Las comparaciones internacionales que hace el Dr. Fernández con el déficit fiscal son totalmente improcedentes. En los países mencionados por el discursaste, se toleran niveles de deuda como porcentaje del PIB de mas de un 75%, porque cuentan con un aparato productivo capaz de generar riqueza rápida y eficiente.

Todos estos países muestran también altos niveles de déficit fiscal debido en la mayoría de los casos a la crisis financiera internacional ocurrida a finales del 2007, que no es el caso de la República Dominicana, la cual en pleno auge de dicha crisis estaba blindada según las palabras del propio Fernández. Salvo el caso de Grecia, muy parecido al de la República Dominicana, el origen de la crisis estuvo en la manipulación y mentiras de los resultados financieros y fiscales, tanto en cuanto al déficit, como en cuanto a la deuda. Estas comparaciones son inconsistentes.

Hasta el mes de abril el resultado fiscal de las cuentas públicas era manejable. Y en el mes de mayo les entraron al fisco RD$8,600 millones por concepto de la ganancia de capital de la operación de compra-venta de la Cervecería Nacional. Fue después de las elecciones de mayo y rompiendo con el ciclo histórico de un año electoral, en el que una vez pasado el proceso electoral, los gastos del gobierno tienden hacia una drástica reducción, cuando el tamaño del déficit fiscal se disparó.

Solo durante el mes de julio el déficit fiscal aumentó en RD$28,750 millones, y lo mismo pasó en los primeros 16 días del mes de agosto. Incluso, la misión del FMI, encabezada por Przemek Gajdeczka en su primera evaluación de los resultados fiscales para el primer semestre expresó que el déficit fiscal del Sector Público Consolidado era del 3.3% del PIB. Y eso confirma nuestra posición de que fue después de mayo que el gobierno sobredisparó los gastos públicos.

Lo anterior obligó al gobierno del Dr. Fernández a someter en junio un Presupuesto Complementario de RD$71,000 millones dado la magnitud que había alcanzado el déficit fiscal, que aumentaba en ese entonces de RD$22,400 millones a RD93,000 millones.

Pero todavía con ese nuevo Presupuesto, de por si elevadísimo, el gobierno continuaba demandando de mas gastos, y es por ello que al finalizar el mes de agosto ya el déficit superaba los 100 mil millones de pesos.

El sistema tributario dominicano cuenta con la estructura recaudadora para generar los recursos necesarios que permiten financiar los gastos que demanda la población.

Hay que fortalecer la eficiencia recaudatoria, porque los niveles de evasión y elusión siguen siendo muy altos en nuestro país.

Más del 68% en el Impuesto sobre la Renta y mas de un 33% en el ITBIS, los dos principales impuestos del sistema tributario dominicano. Solamente por esta razón dejan de entrar al fisco más de cien mil millones de pesos.

Precisamente a estos altísimos niveles de evasión y elusión tributarios se debe la baja presión fiscal de la República Dominicana, y no a la incapacidad recaudatoria del sistema tributario dominicano. Los países de la región con más alta presión tributaria que la República Dominicana tienen significativamente menores niveles de evasión y elusión tributarios.

Basta con mas eficiencia en el cobro de los tributos y la presión fiscal sube a los niveles del año 2007. Un indicador muy claro de lo expresado en este párrafo es la productividad del ITBIS que en el 2007 era del 40% y ha bajado a menos del 26% en la actualidad.

No tiene razón el Expresidente Fernández cuando elogia el nivel de la deuda publica dominicana en relación con el PIB, y en esto es importante observar la experiencia de Grecia, que mantuvo engañados a todas las calificadoras de riesgos de mas fama mundial, como Moddy, Standard and Pool y Fitch, entre otras. También el FMI fue engañado por las autoridades de la nación helénica.

Ya no es posible seguir señalando que el coeficiente deuda/PIB es del 27%. Ya ese umbral fue superado con creces y exhibimos un coeficiente superior al 45% del PIB, con una deuda publica total de mas de 26 mil millones de dólares, y en esto ha incidido fuertemente el manejo de las finanzas publicas durante el periodo 2008-2012, del segundo gobierno del Dr. Fernández, en el se acumuló un déficit fiscal de RD$355,550 millones hasta el 16 de agosto pasado, es decir 8,551 millones dólares. Ya esta ultima cifra es parte de la deuda publica.

Finalmente carece de veracidad la afirmación del Dr. Fernández cuando compara la Reforma Tributaria recientemente aprobada con la Reforma Fiscal pautada en la Estrategia Nacional de Desarrollo.

En esta se consigna una reforma que modifique radicalmente la calidad del gasto publico, se haga mas eficiente la administración tributaria en el cobro de las obligaciones tributarias, dotar al país de un sistema fiscal mas flexible, simple y de fácil recaudación y sean revisadas, para bajar si es necesario, las tasas de algunas de las figuras tributarias de la actual estructura tributaria. Y eso dicta mucho de ser la recién promulgada Ley 253-12 de Reforma Tributaria, que fue aprobada si el debido consenso del Consejo Nacional de Desarrollo, y al margen de lo que es un real Pacto Fiscal.

Fuente: Acento