Matan a cuatro jóvenes al estilo ejecución de narcos

Los oficiales de la Policía que investigan el asesinato de cuatro jóvenes cuyos cuerpos fueron encontrados en dos tramos solitarios de la Autopista Duarte, entre Bonao y Villa Altagracia, creen por el momento que los crímenes podrían estar relacionados con actividades del mundo de las drogas, debido a que las víctimas fueron asesinadas a estilo ejecución.

“Estudiamos la tendencia de que pudo haber sido un ajuste de cuentas del bajo mundo de las drogas”, dijo a LISTÍN DIARIO el portavoz de la Policía, mayor general Máximo Báez Aybar, señalando que las ejecuciones de las mafias de las drogas casi siempre se deben a “tumbes, engaños o malos negocios”.

Aunque el oficial no ofreció mayores detalles de los hechos, explicó que los cuerpos corresponden a cuatro hombres jóvenes. Tres aparecieron a la altura del kilómetro 57 de la Autopista Duarte, frente a la entrada de Los Mogotes, y el cuarto, mucho más arriba, cerca del kilómetro 100, frente a la Loma Miranda, de Monseñor Nouel. Todos fueron ejecutados a balazos.

Solo dos han sido identificados por lo menos públicamente: Efraín de la Rosa, de 27 años, residente en Cancino I, de Santo Domingo Este, quien tiene antecedentes por robo, y Wilmerson Bueno Jiménez. El primero presenta heridas de bala y quemaduras.

En el primer caso, dos de los cuerpos estaban dentro de un vehículo rentado Suzuki Vitara, gris, y un tercero rociado de gasolina y quemado en partes, tirado en un campo de naranja cerca de la carretera. El último cuerpo, hallado cerca de la Loma Miranda, estaba completamente calcinado.

Los cuatro, según los forenses, murieron casi a la misma hora. Eran jóvenes y los dos incinerados tenían quemaduras con características y signos muy parecidos. “Es evidente que se trata del mismo caso”, dijo el coronel Juan Hilario, investigador de Bonao.

El propio jefe del Investigaciones Criminales, general Ney Aldrin Bautista, dirige las investigaciones. Unas 20 personas han sido interrogadas y cuatro permanecen detenidos como sospechosos de los crímenes. Los asesinatos ocurrieron en la madrugada del miércoles, según la Policía. Un vigilante de Cítricos Dominicanos descubrió los cuerpos a las 6:00 de la mañana y seguido dio parte a la Policía.

Extraído : listin diario