Medina y Mejía inician nueva etapa en sus lazos

SANTO DOMINGO. La reunión de ayer entre el presidente Danilo Medina y el expresidente Hipólito Mejía en el Palacio Nacional formaliza la renovación de los estrechos lazos de amistad que hasta la campaña electoral del año pasado cultivaron ambos dirigentes políticos.

Además de la amistad, el nuevo acercamiento entre Medina y Mejía da destellos de lo que marcaría un acuerdo político para la aprobación de la Ley de Partidos Políticos, escogiendo el gobierno al exmandatario como líder representante del opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

Algo similar a lo que ocurrió con el “pacto de las corbatas azules”, firmado el 14 de mayo de 2009 entre el entonces presidente Leonel Fernández y el excandidato presidencial del PRD, Miguel Vargas, para la reforma constitucional promulgada el 26 de enero de 2010.

En esa ocasión se buscó a Vargas como líder de la mayoría perredeísta, como jugada estratégica para evitar un posible frente en el Congreso Nacional que sería armado por Danilo Medina e Hipólito Mejía previniendo la aprobación de la reelección presidencial para Fernández.

Finalmente Fernández logró abrir las puertas a futuras aspiraciones que tenía impedidas y a la vez rehabilitar a Mejía como rival del PLD, aunque cediendo a la condicionante de Vargas de impedir la reelección presidencial consecutiva por el momento.

Hay que recordar que el propio mandatario reconoció su amistad cercana con Mejía y su familia el 21 de mayo del año pasado, en su discurso de celebración del triunfo electoral en la sede del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

“Quiero decirle a la familia Mejía, a Hipólito Mejía, a Ramón Hipólito, que es mi amigo personal, a Carolina, a Doña Rosa, y a Felipe, a Elizabeth no tengo el honor de conocerla, pero a ella también, que yo quiero restablecer las relaciones de amistad que tuve en el pasado con ellos y decirles que fueron un digno rival”, dijo el entonces presidente electo.

Primer encuentro

Mejía tardó en tomar el ramo de olivo de Medina, pero el punto clave para apuntalar este encuentro formal en Palacio Nacional pudo haber sido el encuentro informal que ambos tuvieron el pasado 4 de marzo en la Funeraria Blandino, adonde acudieron a dar un pésame y conversaron por unos 15 minutos.

Tras conversar con el mandatario, Mejía manifestó que la relación entre ambos se trata de una amistad de 30 ó 40 años, y dijo esperar “que ojalá el PRD lo entendiera”, ya que fue un encuentro fortuito y positivo el que sostuvieron.

Mejía, quien no reconoció públicamente el triunfo de Medina, dijo allí, en tono de broma, que le felicitaría dentro de un año o “cuando vea algunos ladrones presos”.

Pacto con el PRD

En el discurso de celebración de su victoria electoral, 21 de mayo, siendo ya presidente electo Danilo Medina enfatizó en que “tuve el honor de recibir el apoyo del partido de Joaquín Balaguer y buscaré ahora un acuerdo con el partido de José Francisco Peña Gómez, un acuerdo con el país, un acuerdo para que podamos encaminar la República Dominicana”.

Queda por conocer si el mandatario obviará al sector del actual presidente del PRD, Miguel Vargas.

Fuente: Diario Libre.