Muerte de joven prospecto abre caja de Pandora

Stanley Javier, Milton Pinedo y Félix Portes piden mayor atención de las autoridades en el caso de los esteroides.

Puede que sea una paradoja, pero la muerte del prospecto Juan Manuel Matos posee el poder de salvar vidas.  Por esteroides o no, su súbito fallecimiento el pasado jueves mientras comenzaba una jornada en un estadio de Sabana Grande de Palenque, San  Cristóbal, ha llamado la atención de profesionales de diferentes aéreas en República Dominicana, quienes abogan por un mayor interés de las autoridades en relación con el tema esteroides, incluido su castigo.
Stanley Javier dice que es un crimen
Stanley Javier, un ex jugador de Grandes Ligas y actual representante en República Dominicana del Sindicato de Jugadores, habló con cautela sobre el caso de Matos y prefirió esperar los resultados de la necropsia.
Sin embargo, no deja de tener una opinión generalizada sobre este tema, que según él, ya debe ser tomado en cuenta con la responsabilidad que amerita. “Suministrarle una droga a un menor de edad es criminal”, manifestó Javier. “La justicia dominicana debe investigar eso, porque tú estás inyectando a un muchacho sin ningún control, sin ser doctor ni nada”.
Javier dijo que es muy difícil controlar esta situación debido al enorme universo de muchachos que practican fuera del profesionalismo. Dentro, él dijo que llevan a cabo diferentes programas para concienciar sobre el particular.
Javier, sin el ánimo de justificar el consumo, declaró que resulta muy difícil que un prospecto se desprenda de su intención de utilizar sustancias prohibidas cuando sus entrenadores le pintan un panorama muy atractivo. “La mayoría están en la línea de la pobreza y quiere salí de ahí”, sostiene. “Pero tengo que reconocer que así como hay muchos entrenadores irresponsables, así los hay buenos y responsables que no hacen eso”.
Pinedo: es un problema de salud
Para el doctor Milton Pinedo, la sospechosa muerte de Juan Manuel debe llamar la atención del Ministerio de Deportes y de Salud Pública porque, a su juicio, el uso abusivo de esteroides ya es “un problema de salud”. “Abogamos porque haya un reconocimiento del dopaje como un problema de salud y social de importancia, uno que ya ha causado muchas muertes”, apuntó el profesional, quien es el presidente de la Federación Dominicana de Medicina del Deporte. “Hay que buscar métodos para que las personas no encuentren tan fácil esas sustancias. Estamos ante un problema real”.
¿Y las leyes?
En la Ley 50-88 sobre drogas no aparece explícitamente la penalización o criminalización del uso y suministro de esteroides.  Sin embargo, la Ley General de Deportes, aprobada en el año 2005, prevé de un mes a tres años de prisión para cualquier “preparador físico, entrenador, director deportivo, dirigente, médico y paramédico vinculado a la preparación o a la participación de deportistas…que por cualquier medio suministrare métodos prohibidos por esta ley o incitare a la práctica del dopaje u obstaculizare su control”.
Lamentablemente esa ley cayó en el limbo, incluso mucho antes de ser aprobada.  El diputado por La Romana, Pedro Botello, presidente de la Comisión de Deportes de la Cámara Baja, le dijo a elCaribe que actualmente se trabaja en reformar esa pieza legislativa a raíz de que surgió con muchas lagunas. “Ha sido una ley inaplicable, porque nació truncada desde el primer momento y nadie ha querido tomarla porque tiene muchos defectos”, aseguró el congresista. “Hay que corregir muchos aspectos y la Comisión de Deportes está trabajando en esto, pronto tendremos una ley moderna”.
Prisión de cinco años
Suministrarle cualquier tipo de sustancia a un menor sin el exequátur que faculte para tales fines es una violación a la Ley General de Salud (42-01), según el abogado penalista Félix Portes. “Primero, si se prueba que el menor tenía sustancia anabólicas y, segundo, si esa sustancia se la suministró su entrenador sería homicidio involuntario”, afirmó Portes. “Se conlleva una pena de hasta cinco años de prisión”.
Portes sostiene que el hecho de que haya un menor de por medio complica el asunto para cualquiera que haya sido el responsable de su muerte en el entendido de que ningún menor posee la capacidad jurídica para decidir.
El abogado condena el hecho de que en el país no exista el marco jurídico para regular esta situación con los esteroides.  En el caso de la muerte de Juan Manuel, un lanzador de 15 años nativo de Nizao, los familiares sospechan de uso abusivo de esteroides y están a la espera de los resultados de la necropsia para saber qué tipo de acciones tomarán.
elCaribe, en su edición del pasado sábado, publicó la existencia de tres muertes de prospectos en Nizao que estaban relacionadas con el consumo indiscriminado de sustancias prohibidas. 
De acuerdo a Alexander Peréz, su hermano Roberto murió por ingerir “diamino”, un multivitamínico de uso animal que ligado con otras sustancias puede ser mortal en humanos. “Cuando se utilizan en el humano pueden producir alergias o trastorno en la sensibilidad en la absorción de la sustancia. La alergia puede llevar a un edema en las vías respiratorias y pruducir un paro”, señaló el doctor Pinedo. “Hay un componente que se llama sitrato de hierro que puede ser nocivo para el humano, porque las moléculas son muy grandes y no pueden ser filtradas por los glomérulos renales”.

La Policía espera los resultados de necropsia

Ayer una fuente le dijo a elCaribe que la Policía Nacional está a la espera de los resultados de la necropsia al cadáver de Juan Manuel Matos a los fines de empezar una investigación si es necesario. “Hemos estado dando seguimiento a este caso, pero es obvio que necesitamos los resultados reales para actuar”, apuntó la fuente ligada a la institución policíaca. En Nizao también ha corrido como pólvora el rumor de que el prospecto no estaba bien de salud.

Fuente: El Caribe.