Padre Luis Rosario dice piscinas del ADN crean "jolgorio" en Semana Santa

SANTO DOMINGO. El coordinador de la Pastoral Juvenil, padre Luis Rosario, dijo esta mañana que el Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN) no debe organizar actividades propensas a originar desórdenes y problemas de salud, como la instalación de 12 piscinas gigantes en Güibia durante el asueto de Semana Santa.
Entiende que el cabildo y las demás autoridades deben ser “creativos” y promover iniciativas que hagan posible que los dominicanos aprovechen el verdadero sentido de la Semana Mayor. “No hacer una especie de jolgorio en el cual se bebe”, enfatizó durante una rueda de prensa en la Casa de la Juventud.
“Que interesante sería si la Alcaldía (del Distrito Nacional) en estos días aprovechara esas fuerzas ociosas que hay, porque no hay trabajo, porque no hay clases, para organizar operativos de limpieza, sería sumamente interesante y va en consonancia con lo que es la Semana Santa, una purificación, si queremos purificar nuestras vidas, nuestro corazón, purifiquemos también el ambiente que nos está rodeando”, indicó.
¿Por qué no aprovechar estos días en los cuales muchas veces la gente está vaga para hacer operativos de siembra?, se cuestionó el párroco, tras manifestar que colocar piscinas es una pérdida de tiempo y un riesgo para la salud.
Hay un “montón” de iniciativas que se pueden tomar en cuenta para eludir este tipo de “espectáculos” y discusiones, dijo al referirse a si llenar las piscinas con agua de pozo, como lo sugiere el ADN, o con agua de mar, como lo ha planteado la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (Caasd).
Exhortación
Para el sacerdote, la Semana Mayor es una oportunidad para que el ser humano se reencuentre con los valores humanos, aprenda a amar, sacrificarse por amor y vivir con calidad, dejando de lado la violencia y las armas.
“Hacemos un llamado muy cordial, especialmente a la juventud, para que en esta Semana Santa seamos capaces de crear las condiciones a través de la reflexión apropiada y a través de una participación adecuada, en lo que son las expresiones de fe que la misma iglesia nos presenta, y demos un paso hacia adelante en una sociedad que queremos que sea mucho más justa, mucho más fraterna y mucho más armoniosa”, puntualizó.

Fuente: Diario Libre.

leave a reply