Pelotero asesinado el sábado sería firmado ayer por los Cubs

El bulto estaba hecho. Una hoja de papel y un lapicero esperaban por la firma del pelotero Jerison Tatis de 18 años de edad. Pero todo concluyó  en el momento en que le segaron la vida de cuatro disparos la noche del pasado sábado, en medio de una fiesta en la comunidad Palmar Arriba, en el municipio de Villa González. En el incidente también fue ultimado el ingeniero Ángel Juan Álvarez y un menor resultó herido.

Jerinson Tatis, conocido como “Manga” en su pueblo natal en Palmar, Villa González, firmaría ayer con  los Cubs de Chicago, como lanzador con un  contrato de 450 mil dólares, luego de ser dejado en libertad por el equipo de Kansas City.

Sus amigos y familiares no se resignan a la muerte de Jerinson.  Un día después de su sepelio, permanecían en el cementerio al lado de su tumba, escuchando canciones del artista Antoniel Méndez, un amigo de infancia del deportista, quien le dedicó el tema “R.P.I. Manga” y sus versos de preferencia, al clamar justicia por su homicidio.

Tatis, representaba el futuro de su madre y de toda su familia. Su abuela María Toribio, narra que Jerinson prometió que ayudaría a su madre, Sandra Altagracia Toribio, quien tiene problemas de salud.

“Mami usted no puede trabajar, no se apure que yo la sacaré de la pobreza.  Ya el lunes firmaré un nuevo contrato, para bien de todos”, fueron las últimas palabras que el joven pelotero le dijo a su madre antes de salir de la casa la noche de su muerte.

Jerinson comenzó a practicar pelota a sus 10 años de edad, era un joven muy querido en toda la  comunidad de Palmar. Primo del también conocido pelotero de Grandes Ligas, José Reyes, quien se siente muy apenado por lo ocurrido.

Hoy son muchos los que en medio del dolor, en su natal comunidad, claman justicia por la muerte del joven deportista.

La Policía apresó a un menor de 17 años de edad, quien junto a otros dos hombres habrían desencadenado la balacera.

Extraído listin diario