Personal del Darío Contreras en huelga por segundo día

El personal médico del hospital Darío Contreras continúa hoy su segundo día de la huelga en demanda de que las autoridades auxilien de manera urgente dicho centro de salud. La huelga, convocada por el Colegio Médico Dominicano, se desarrolló de forma exitosa ayer, limitándose a los casos de emergencia, y solo el director y el subdirector del hospital, Héctor Quezada y Manuel Cuello, respectivamente, brindaron servicios de consultas. 
Ayer decenas de pacientes, algunos que se trasladaron desde lugares tan lejanos como Pedernales, en la frontera con Haití en el suroeste, o Sabana de la Mar, en el Este, esperaban en las áreas de consultas en espera de ser atendidos.
Otros pacientes de distintos puntos de la provincia Santo Domingo y el Distrito Nacional aseguraron estar esperando desde las 5:00 de la mañana, ya que tenían citas para las 7:00 a.m.
Es el caso de Eduardo Marte, un joven de Lucerna, que hace poco más de un mes le amputaron una pierna y ayer debían retirarle los hilos de sutura. “Se me pueden infectar y sería peor”, dijo.
Sin embargo, la mayoría de los pacientes consultados aseguraron que apoyan el paro de los médicos, ya que el Darío Contreras está en condiciones tan deplorables que ni sanitario tiene para los visitantes.
La doctora Nurys Reyes, con 22 años de servicios en el hospital y vocera de los médicos en paro, aseguró ha podido ver cómo el centro se ha ido cayendo a pedazos. 
Director deplora el paro
De su lado, el doctor Quezada, director del hospital, reaccionó con indignación ante el paro, señalando que apoya los reclamos, pero no la forma en que fue convocado ni el tiempo: “Siete días de huelga en este hospital es un crimen, es un abuso contra la gente más pobre, que es la que viene al Darío Contreras”.
Sostuvo que la huelga se decidió por votación de los médicos residentes, “que no son personal fijo”, y en ausencia de la mayoría de los médicos titulares, “en medio de un desorden y bulla”.
Quezada aseguró que la huelga afectaría a más de mil pacientes por día, y aseguró que como médico cumplirá su juramento de brindar servicios todos los días, aunque no sean sus funciones: “si el Colegio Médico quiere que me sancione, pero no apoyo ese abuso que se está cometiendo”. 
Mientras que las enfermeras que laboran en el centro asistencial informaron que se reunirán el próximo lunes a las 10:00 a.m. para decidir si se suman al paro si darán un compás de espera a las autoridades.

 Fuente: El Caribe.