Pide prudencia con nueva ley impuestos

Escrito por: Emilio Ortiz 

El economista José Luis de Ramón, socio en el país de la red de empresas de asesoría financiera  Deloitte, del Reino Unido,  llamó hoy a  las entidades financieras del país a ser muy prudentes en la implementación  de las nuevas normativas emitidas con el Departamento del Tesoro y  Dirección de Impuestos Sobre la Renta  de  Estados Unidos para  el FATCA,   siglas de la ley para el control del pago  de impuestos de los ciudadanos norteamericanos con cuentas en otros países.

Según de Ramón,  algunas entidades financieras ya están realizando el proceso de implementación del FATCA, sin embargo “es necesario que las mismas tengan claro que no es prudente iniciar con un proceso de implementación sin antes haber analizado y determinado el impacto que tendrá esta normativa estadounidense en el grupo afiliado”.

“Lo anterior se sustenta en el hecho de que con un análisis preliminar se podrían descartar líneas de negocios que no se verían afectadas al igual que entidades excluidas por ley, con lo cual se ahorraría dinero y esfuerzo ya propiamente en la implementación”, dijo.

De igual forma,  precisó que estas fases previas ayudan a realizar un inventario de los sistemas y procesos que ya se tienen desde la perspectiva del FATCA, “con lo cual es posible encontrarse con  la grata sorpresa que se pueden utilizar esfuerzos anteriores para cumplir con esta nueva ley”.

Dijo que es  necesario que las entidades financieras se tomen con seriedad este asunto, y realicen una implementación completa”.

 “Además, es importante que todos los usuarios del sistema financiero nacional se aseguren que su entidad financiera sí está al día con esta ley, ya que también podrían salir perjudicados  por las retenciones que esta sufra por incumplimiento”, dijo.

Refiere que el  pasado 17 de enero el Departamento del Tesoro y el InternalRevenueService (Impuesto sobre la renta) dieron a conocer las regulaciones finales respecto a FATCA (ForeignAccountTaxComplianceAct).

El FATCA se refiere a la normativa incluida dentro del capítulo cuarto de la Ley de Impuesto sobre la Renta de los Estados Unidos, mediante la cual el gobierno de ese país le solicita a las entidades financieras de todo el mundo identificar y reportar las inversiones que los contribuyentes norteamericanos tienen fuera de su país.

El reglamento final brinda más información sobre la metodología a seguir para la firma del contrato con el Departamento del Tesoro al igual que nutre de contenido conceptos que antes estaban vacíos.

Las entidades financieras  ya saben a qué atenerse y qué tienen que hacer para no sufrir las sanciones establecidas en la legislación.

Deloitte dijo en su comunicado que “ahora solo falta poner manos a la obra e iniciar con el complejo y delicado proceso de implementación lo antes posible”

leave a reply