Policía Nacional apresa al segundo de los implicados en muerte de mensajero en Cienfuego

Tras allanamiento le ocupa al detenido una pistola con la cual se presume cometieron dicho homicidio

La Policía Nacional informó hoy que apresó al segundo de los participantes en la muerte de, Santo Rodríguez Franco, de 49 años, quien laboraba como mensajero para  una compañía de envío de remesas, ocurrida en el barrio de Cienfuegos, municipio Santiago Oeste de esta provincia.

Se trata de, Rolando Trinidad Luna, (a) Güevita, de 33 años, quien fue arrestado mediante orden judicial No. 7524-2019, emitida por el juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito judicial de esta ciudad.

Luego de ser arrestado “Güevita” las autoridades policiales y el Ministerio Público procedieron a realizar un allanamiento en el apartamento de un edificio en el sector Villa Liberación, del municipio Sosua, provincia Puerto Plata, donde ocuparon la pistola carandaí, calibre 09 milímetros, con su cargador y 04 capsula, para la misma.

Se presume que dicha arma fue utilizada para quitarle la vida al mensajero Santo Rodríguez Franco, el pasado lunes, cuando éste transitaba a bordo de una motocicleta por la calle 4 del sector Villa Rosa de Cienfuegos, donde fue interceptado.

Se recuerda que por ese hecho la Policía apresó y sometió a la acción de la justicia al nombrado, Jaili Gutiérrez Mora (a) El Cojo, quien por el caso tenía en su contra la orden judicial 7490-2019.

En tanto que, las autoridades policiales mantienen activa la localización de un tercer implicado en dicho crimen, a quien identificaron como “Blanco”, a quien le hacen el llamado a que se entregue para ser puesto a disposición de la justicia.

En cuanto al arma ocupada, la misma al ser verificada en los archivos centrales figura como sustraída a su propietario en el año 2011.

La misma fue tramitada a la Policía Científica, donde peritos técnicos de esa unidad procederán a practicarle la experticia correspondiente, para de ese modo determinar si está implicada en otro hecho criminal.

El recién arrestado está bajo el poder del Ministerio Público a los fines de ser procesado a la acción de la justicia, en fiel cumplimiento de la Ley.