Protagonistas de las protestas le devuelven la pelota a Vincho Castillo

“A Trujillo que fue Trujillo, una de las dictaduras más crueles del continente y de la historia de la humanidad, el pueblo dominicano no le tuvo miedo y lo ajustició un 30 de mayo”, respondió Virtudes Álvarez, dirigente del Frente Amplio (FA), en relación a las amenazas vertidas por Marino Vinicio Castillo (Vincho) contra los jóvenes que llevan a cabo las protestas contra la corrupción y el paquetazo tributario.

“Quieren guerra, tendrán guerra” fueron las palabras del señor Marino Vinicio Castillo, en su programa del televisión La Respuesta, en relación a las manifestaciones cívicas y pacificas que han venido haciendo muchos de los dominicanos afectados por el hoyo fiscal de 187 mil millones de pesos, generado en el pasado gobierno de Leonel Fernández Reyna.

“Este pueblo no se rinde…a Vincho Castillo, decirle que no hay espacio para más paleros en República Dominicana”, dijo la dirigente popular.

Virtudes Álvarez entiende que la debilidad institucional que sufre República Dominicana todavía permite escuchar a personas como Vincho Castillo, quien a su juicio tiene una deuda con el pueblo dominicano arrastrada desde la dictadura de Trujillo, a la que sirvió.

“Las amenazas de Vincho Castillo no van a detener las protestas”

“Pero el pueblo dominicano está tomando las plazas, las esquinas, los parques, las carreteras, manifestándose en contra de la impunidad y de los abusos de un gobierno, de un partido y de un líder de esa corriente política, Leonel Fernández, que no tiene reparo para concretar las avaricia y la vocación depredadora, sólo que desde los fondos públicos, acumulando fortuna”, dijo Virtudes Álvarez.

Según la dirigente popular, la suerte es que en este caso esas amenazas contra la juventuda que protesta son proferidas por un hombre que no le merece ningún respeto al pueblo dominicano.

“Nuestra única guerra es el pasado corrupto de República Dominicana”

Por otro lado, Hecmilo Galván del movimiento La Multitud, en respuesta a las declaraciones de Vincho Castillo expresó: “Realmente nuestra única guerra es con el pasado corrupto de la República Dominicana… No estamos haciendo guerra con nadie en específico, sino con ese pasado que tanto nos ha costado sangre”.

Galván consideró desproporcionadas las declaraciones de Castillo, al explicar que su lucha, al igual que la de muchos dominicanos y dominicanas, es solo por construir un nuevo futuro y un país distinto, con mayores oportunidades de trabajo para todos y todas, sin exclusiones.

Al referirse a la continuidad de las protestas, explicó que se trata de una primavera iniciada, la que va a continuar durante los próximos días o meses, expresando la voluntad y el sentir de todo un pueblo.

Dijo que la finalidad de las protestas es hacer que el gobierno se empodere, para que asuma una actitud más seria frente a la corrupción, sometiendo a los corruptos de los gobiernos pasados.

Explicó que si pasan los meses y el gobierno no ofrece señales positivas para la voluntad del pueblo, los jóvenes y adultos que llevan a cabo las protestas buscaran mecanismos que permitan conseguir las respuestas buscadas por tantos dominicanos que cada día más se suman a esta movilización.

“Pero tengo la confianza que el gobierno, viendo al pueblo movilizado responderá, porque el gobierno se debe al pueblo”, dijo Hecmilio. Galván.

En cuanto a las amenazas y ataques que se han presenciado en las últimas vigilias por parte de bandalos pagados, el dirigente juevenil consideró son responsabilidad del grupo de poder del pasado gobierno, que no tolera la diferencia, la crítica ni que se le culpe de la corrupción, la indiferencia, la negligencia y la irresponsabilidad.

De igual manera, Elizabeth Mateo, de la organización Toy´ Jarto, expuso: “Los jóvenes que protestan en día de hoy nacieron en una democracia, por lo que no hacen caso a esas declaraciones. Las amenazas de Vincho Castillo no van a detener las protestas”.

Recalcó que al Estado dominicano le corresponde cuidar la vida de cada uno de los jóvenes que se manifiestan a diario, tanto al Procurador General como al jefe de la Policía Nacional.

Fuente: Acento