RD expresa inconformidad a CIDH por tantas audiencias

Viviano de León

Santo Domingo

El gobierno dominicano expresó ayer su inconformidad frente a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (OEA) por  las múltiples convocatorias que ha hecho ese organismo para que el país exponga sobre “El derecho a la nacionalidad de dominicanos de ascendencia haitiana’’, temas sobre los cuales ha expuesto en reiteradas ocasiones.

El país pidió al organismo que no convoque más audiencias temáticas para tratar sobre la nacionalidad dominicana, porque en todas esas audiencias le ha suministrado todos los elementos necesarios y requeridos. 

“El Estado dominicano desea dejar constancia de su inconformidad ante las múltiples convocatorias que ha hecho la Comisión sobre temas que guardan el mismo sentido al que hoy nos ocupa, los cuales fueron expuestos en las oportunidades antes señaladas, así como en aquellas audiencias de fechas 21 de octubre de 2005 y 2 de marzo del 2007”, dijo Roberto Saladín, embajador y representante permanente de República Dominicana ante la Organización de Estados Americanos (OEA), al representar al país en la audiencia temática.

Afirmó que ya se le han proporcionado respuestas con suficiente fundamento jurídico y con base en el respeto a los derechos humanos y al principio de soberanía de los estados. “La República Dominicana solicita a la Honorable Comisión, con mucho respeto a su autonomía e independencia, no continuar convocando a audiencias temáticas sobre el tema de la nacionalidad, el cual entendemos ha sido suficientemente debatido en más de cinco oportunidades”.

Saladín defendió la autonomía, calidad y capacidad del país para determinar, de acuerdo a sus leyes, quiénes adquieren la nacionalidad dominicana y quiénes son considerados extranjeros.

Explicó que tanto la Constitución Dominicana como la Corte Constitucional establecieron claramente que “todo extranjero que se encuentre en territorio dominicano y que no gozare del estatuto migratorio de residente legal es una persona en situación de tránsito”, por lo que no le corresponde la nacionalidad dominicana.

Estado de derecho
Saladín dijo que “las madres que ingresan de forma irregular al país y que en ese interín, alumbran a una persona, la criatura no adquiere la nacionalidad dominicana, pues nace fuera de las categorías previstas en la Carta Magna para tales efectos”.

Sostuvo que en un Estado de derecho, la persona que viola los parámetros jurídicos para ingresar al país como inmigrante, carece de calidad legal para exigirle a ese mismo sistema institucional el otorgamiento de su nacionalidad. En cuanto al alegato presentado por varias organizaciones que trabajan con el tema de los inmigrantes haitianos, sobre la denegación de solicitud de amparo de parte de los tribunales nacionales, indicó que en el país no existe una política discriminatoria donde se clasifique quiénes pueden o no acceder a la justicia.

Emplazó a las organizaciones de la sociedad civil que emiten comentarios de esa naturaleza a que demuestren con pruebas fehacientes, escritas o grabaciones, que algún empleado judicial le haya expresado a una persona de descendencia haitiana o nacional haitiano que no le recibiría su acción de amparo por su procedencia.

Con relación al argumento de la no ejecución de las sentencias que favorecen a los accionantes, el Ministerio de Relaciones Exteriores manifestó, vía su Representante Permanente en la OEA, que las mismas aún no obtienen la decisión de la cosa irrevocablemente juzgada, porque han sido objetos de recursos ante las instancias jurisdiccionales superiores.

La audiencia temática, que no tiene consecuencias para ninguno de los participantes, y que de acuerdo al artículo 62 del Reglamento de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, tuvo como finalidad recibir información de las partes con relación a alguna petición relacionada con los derechos humanos.

De igual manera, al pronunciarse en otra audiencia sobre el derecho a la seguridad ciudadana en la República Dominicana, Saladín indicó que las instituciones del gobierno se empeñan cada día en brindar seguridad ciudadana, pero a la vez se ocupan de propiciar un clima de respeto irrestricto a los derechos humanos y a la dignidad de las personas.

Organizaciones 
En la audiencia estuvieron representantes de más de 35 organizaciones de la Sociedad Civil y ONG que defienden la posición de haitianos que acusan al país de negarles la nacionalidad.

Entre esas organizaciones figuran  el Servicio Jesuita para  Refugiados y Migrantes, el Centro de Formación y Acción Social Agraria, el Movimiento Socio Cultural para Trabajadores Haitianos, el Centro Cultural Dominico Haitiano y el Centro de Refugiados Internacional John F. Kennedy, entre otros.

Fuente: Listín Diario.