Redes sociales solo para chicos y chicas

La edad mínima para tener un perfil en Facebook es 13 años. Es obvio que muchos niños y padres ignoran ese límite y crean perfiles para menores en escuela elemental.

Pero no se puede ignorar que las amenazas y riesgos para los chicos y chicas que navegan internet sin supervisión son demasiado reales, ya sea por ganar acceso a material pornográfico y violento, como por caer presas de depredadores sexuales, acosadores (bullies) de su edad y ciberdelincuentes que puedan robar sus datos.
Aquí presentamos algunas de las plataformas sociales, tanto para el ocio como la educación , que se distinguen por ofrecer entretenimiento para los menores en un ambiente seguro y apto para sus edades
ScuttlePad está diseñada y dirigida para niños de 6 a 11 años. Desde finales de 2010 también está disponible en español. Los adultos están explícitamente vedados.
Fanlala es como una mezcla de Facebook, MySpace y blog, pero apropiado para los ‘tweens’ y ‘teens’.
Incluye páginas de ‘ídolos juveniles’ como Justin Bieber a los que los chicos y chicas se pueden unir como fanáticos, el equivalente al ‘Like’ de Facebook. Suma además herramientas para compartir contenido, noticias y publicar blogs, todo en un ambiente divertido, monitoreado y sin adultos.
Tiene configuraciones de seguridad para que los padres y madres controlen y aprueben con quién se comunica su prole.
La política de ciberacoso es estricta y clara. Su canal de YouTube es muy activo, con entrevistas a artistas juveniles y talentos de Fanlala
Edmodo está más orientada a la educación. Funciona como un salón de clases virtual y participativo. Incluye pruebas, clases en grupo,  planificación para los educadores e incentivos para los estudiantes.
Conecta en la actualidad 10 millones de maestros y estudiantes.
Los padres pueden crear cuentas para integrarse, pero requieren confirmación de identidad para mayor seguridad con los menores que pululan la red.
Club Penguin, adquirido por Walt Disney Company en 2007, es un mundo virtual, lleno de nieve, en el que los niños pueden jugar e interactuar, sin el riesgo de caer víctimas de ciberdepredadores o de acoso.
No hay fotos ni perfiles reales, solo juegos – sin anuncios – y avatares. Está dirigido a chicos de 6 a 14 años, pero abierto a todas las edades. Las conversaciones por chat pasan por filtros que evitan brindar información personal, teléfonos e incluir términos prohibidos. Incluso, hay un modo de ‘chat’ aún más seguro, que solo permite escoger entre preguntas y respuestas predeterminadas.
Los juegos son gratuitos, pero hay cuentas de pago para acceder a herramientas más avanzadas.
 
Extraído: El Nuevo Dia