Salsero con la familia

Antonio Rodríguez, mejor conocido en el mundo de la salsa como Sexappeal, abrió ayer las puertas de su casa previo a su show de esta noche en Hard Rock Café. El artista quiso compartir con LISTÍN DIARIO su sentir en este importante momento de su carrera artística y su vida personal, narrando anécdotas que recuerda desde que dio sus primeros pasos en la música.

A pesar de que hoy celebra doce años de carrera, señala que no fue nada fácil el comienzo. Cuando se decidió por la salsa muchos le expresaron con actitud negativa que en este país los salseros se morían de hambre y hasta llegaron a decirle que estaba loco para salirse de la orquesta de Ramón Orlando.

Su look al comenzar era agresivo y desenfadado a tal nivel que subía a los escenarios con unas sandalias y se teñía el cabello de rubio. Sin embargo, esa etapa pronto quedó atrás y vio obligado a cambiar para conquistar un público más exigente que no estaba de acuerdo con la imagen barrial que proyectaba en ese entonces.

Ahora sobresale por su apariencia. Su nombre artístico lo ha comprometido, agregó, a brindar una imagen impecable porque el público entiende que ‘sexappeal’ es swing, “es verse bien”. 

Contrario a lo que muchas personas piensan, su padre no se oponía a que el fuera cantante. En cambio, su madre sí se negaba rotundamente a que Antonio se dedicara a la música porque ella pensaba que la música era para vagos. 

Al final a la música le ha dedicado la mayor parte de su vida. Según sus palabras, del 2012 no puede pedir más. Ha sido uno de los más sonados salseros y esta noche será la primera vez que en Hard Rock Café tendrá una alfombra roja para que sus fanes desfilen.

Más allá de la música, Sexappeal ama a su familia. Se siente orgulloso de sus cuatro hijas. Dos de ellas le quieren seguir los pasos. 

El cantante actualmente está casado con Rosa González, con quien concibió a la pequeña Ealeen.

A la mayor de sus hijas le apasiona la música, al igual que a su segunda, Winy, a quien él ve como una verdadera artista.

Sobre la actual temporada, afirma que es fanático de la Navidad. “Si fuera por mí yo pusiera el árbol navideño de enero a enero; soy un loco con la Navidad”. Él en esta época del año siente profunda nostalgia por no tener a sus padres. Extraña mucho a su madre al recordarla cuando ella preparaba la cena navideña.

Fuente: Acento

leave a reply