Transportistas dicen que la nueva ley de transporte entregará rutas al Conep

Alegan que el negocio sólo mueve 18 mil millones de pesos cada año.

Los transportistas reconocen que el del transporte es un importante sector económico nacional que mueve más de 18 mil millones de pesos cada año, razón que de acuerdo a ellos ha despertado el interés del sector empresarial, que según afirman, pretenden adueñarse del negocio.
Advierten que no permitirán que el Conep se adueñe de las rutas del transporte público, como  aseguran lo harán de aprobarse, tal como está concebida la Ley de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial.
Aunque aclararon que no se oponen a la organización del tránsito y el transporte en la República Dominicana, ni se oponen al Metro, aunque afirman que el Gobierno mintió cuando dijo que la primera línea iba a mover 250 mil personas, porque en realidad no mueve más de 18 a 20 mil pasajeros cada día y algunos días no pasa de 11 mil usuarios. Explicaron que mientras cada pasaje en las guaguas tiene un valor de 25 pesos, cada pasajero de la primera línea del Metro le cuesta al Gobierno 425 pesos.
A juicio de Antonio Marte, la ley que pretenden aprobar los diputados dista en algunos puntos de la propuesta original. “Nosotros contribuimos mucho para la creación de esa ley, para que se creara un organismo único de transporte y se eliminaran las nueve instituciones creadas por el Gobierno con el fin de organizar el sector y  que solo existen para justificar una nómina millonaria  porque son infuncionales”.
El disgusto de los dirigentes choferiles radica en la inclusión del Conep, como miembro del Intrant, así como la conformación de la Estructura Funcional de la Autoridad Nacional del Sistema de Transporte Ferroviario (Ausitraf), ya que según dicen será un organismo más, que otorgará amplios poderes a su director.
“Si esa ley se aprueba como está, los choferes se quedarán sin empleo, los van a tirar a la calle a delinquir. Es una injusticia y un abuso el que se pretende hacer con los choferes de este país. Nosotros estamos de acuerdo con la ley como nosotros la presentamos, la Ausitraf es un invento de Diandino Peña para sacar a los transportistas tradicionales y entregarle las rutas al Conep”, dijo Marte.
Se quejaron de que ellos consensuaron una ley con los diferentes sectores nacionales y que ahora les presentan otra con algunos cambios que no piensan aceptar.
“Después de haberse consensuado la ley con el sector transporte, hicieron otra ley y se la tiraron encima y crean dos instituciones, una para Peña que le da todos los poderes para destruirnos, para subastar la ruta, para licitarlas. 
Nosotros movemos 40 millones de pesos diarios, es verdad, pero esos 40 millones se distribuyen entre más de 150 mil familias de los choferes de carros y guaguas. Ese dinero no va a un solo bolsillo. Lo que está planteando Diandino Peña es destruir a esos trabajadores”, agregó.
Condicionan para apoyar el proyecto que se saque al Conep como miembro del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre. “Nosotros no vamos a aceptar esa ley.
El día que esa ley vaya al Congreso todos los transportistas del país, aunque nos maten, vamos para el Congreso, porque para que nos maten más tarde, que nos maten ese día. Nos hemos reunido con los diputados y les hemos dicho que si aprueban esa ley a nosotros no nos va a ir bien, pero a ellos tampoco”.
 De su lado, el abogado Juan Dionisio Rodríguez, representante de Fenatrano, calificó como un abuso que después de que los choferes crearon las diferentes rutas a nivel nacional, ahora este proyecto de ley pretenda entregárselas al gran empresariado, “cuando la ley señala que las rutas podrán ser licitadas, está negando la posibilidad a los infelices choferes de poder constituirse en propietarios de sus unidades, y cómo van a poder competir con un empresario poderoso”.
Dijo que están de acuerdo con la organización del tránsito y del transporte, pero entienden que a la ley le faltan algunos detalles.   “Le falta regular el transporte internacional, porque tenemos un transporte desde y hacia Haití, necesita regular el transporte escolar, es decir, que si un colegio tiene más de 100 estudiantes debe disponer de transporte para evitar que se formen tapones a la hora de la entrada y salida del colegio, debe regular el transporte empresarial, el de taxi, el de mototaxi y el turístico. Fenatrano está de acuerdo con la ley y entiende que debe aprobarse, pero debe tener dos libros, uno referente al tránsito y la seguridad vial y otro relativo al transporte terrestre”.
Los representantes de las dos centrales de transporte coinciden en que la ley incluya a los motoconchistas, ya que si se eliminan estarían quedando sin empleo más de 340 mil personas que en la actualidad viven del mototaxi o motoconcho a nivel nacional.
“Estamos de acuerdo, pero rechazamos las distorsiones que establece la ley de transporte y es necesario que se establezca qué va a pasar con los motoristas, porque esta ley plantea eliminarlos.
Esta ley no los menciona. No podemos permitir una ley que venga a tirar por la borda los años de trabajo de estas personas y abandonarlas a su suerte, ellos han construido una ruta y el gran capital ahora quiere adueñarse de ella”. l
El transporte es un eje económico
El abogado y sindicalista Rodríguez explicó que el transporte en la República Dominicana es un sector económico y hay que verlo así.
Es un sector que mueve 18 mil millones de pesos al año, es decir, 50 millones de pesos todos los días y ofrece unos 250 mil empleos directos, más de un millón de personas dependen del sector transporte.
“Es la principal zona franca del país. El transporte mueve casi el 16 por ciento del producto interno bruto”.
La estimación del monto que se mueve en el transporte de pasajeros que hace el dirigente de Fenatrano, contrasta con la versión de los especialistas Kalil Michel, Onéximo Jiménez y el diputado Tobías Crespo, que sostienen que el gasto ronda los 120 millones de pesos cada día.
La Ley de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial es  estudiada por una comisión de la Cámara de Diputados.

Fuente: El Caribe.

leave a reply