Un pedazo de Ecuador instalado en FIL 2013

EL STAND NO ES MUY AMPLIO, SIN EMBARGO, ESTO NO ES UN IMPEDIMENTO PARA QUE ESTE PAÍS MUESTRE ALLÍ SU CULTURA

Coralis Orbe
Santo Domingo

El stand no es muy amplio, sin embargo, su espacio físico no es un impedimento para  que Ecuador, país invitado a la XVI Feria Internacional del Libro, Santo Domingo  2013, muestre toda su cultura. 

Los ecuatorianos encargados del pabellón brindan las informaciones necesarias a los visitantes que quieren conocer más sobre ese país. 

En la parte frontal se puede apreciar una cascada de aguas cristalinas, y una vez que se abre la puerta del pabellón, se respira historia ecuatoriana. Da la bienvenida una imagen de las Islas Galápagos, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y del tren que une a la ciudad de Quito, capital ecuatoriana, con la ciudad de Guayaquil, declarado también, en 2012, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Actualmente el tren funciona con fines turísticos, dice Dennis Torres, miembro del Ministerio de Patrimonio de Ecuador. 

Según Torres, este tren es conocido como “el más difícil del mundo”, porque en su construcción murieron alrededor de 500 personas. 

Torres explicó que para la feria quisieron traer todo lo que representa a su país. Muestra de ello es el sombrero de “paja toquilla”, una pieza que alcanza costos hasta de 15 mil dólares. Dentro del acogedor pabellón se puede apreciar a ecuatorianos haciendo el sombrero. 

Esta pieza se hace a mano y su confección puede durar de dos a seis meses. 

Informaciones sobre universidades, libros de exhibición y de ventas, se pueden ver en este espacio. De igual forma, decenas de piezas artesanales muestran la cultura. Además, quienes se dan cita allí pueden degustar de un “helado a la paila”, el cual se prepara en una paila de bronce con jugo, y se hace girar sobre hielo. 

Panorama en la FIL 2013

En las primeras horas de la tarde de ayer se observaba poco flujo de personas el toda el área de la FIL 2013.  

En el día deayer eran más los puestos de comidas que, a diferencia del pasado martes, cumplen con las reglas de higiene que implementó el Ministerio de Salud Pública. Esta institución establece que los vendedores tienen que estar uniformados, llevar la cabeza cubierta por una redecilla, las manos con guantes desechables, la boca tapada por una mascarilla y  las uñas higienizadas y cortadas.

Se observaron algunos zafacones sin tapas en las áreas de comida, a pesar de que dentro de las normas impuestas por Salud Pública, los zafacones deben de estar con fundas y con tapas.

Fuente: Listín Diario.