Villa Progreso, otra fiesta de privilegios en el gobierno de Leonel

El Instituto Nacional de la Vivienda nuevamente  está en el centro de un escándalo, esta vez con respecto a la repartición de otros 197 apartamentos.

Se trata del proyecto residencial Villa Progreso la Fe, construido por el Estado Dominicano y que aloja no solo a empleados gubernamentales, también a militares, comunicadores que cubren la fuente del Palacio Nacional  y personas vinculadas al poder.

Entre los beneficiarios se encuentra el miembro de la Policía Nacional y empleado de la Dirección General de Ganadería, Héctor Bienvenido Crispín Zorrilla, hermano del asistente personal del ex presidente Leonel Fernández y ex subdirector del DNI, Víctor Manuel Crispín Zorrilla.

Más de un 50 por ciento de los beneficiarios de este Proyecto devengan un sueldo en el gobierno, algunos con hasta cuatro salarios diferentes en igual número de instituciones del Estado.

La denuncia fue presentada por El Informe con Alicia Ortega, quien anteriormente desveló una situación similar ocurrida en el Residencial El Progreso, de la Avenida Luperón, en el que tanto funcionarios del gobierno como allegados a dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana fueron favorecidos

Como ocurrió recientemente en las torres del Residencial El Progreso, en esta lista de beneficiarios también aparecen periodistas. Esta vez son nueve los favorecidos, cuatro de ellos laboran en instituciones gubernamentales y tres más están asignados al Palacio Nacional.

Por lo menos 41 de los beneficiarios se encuentran repartidos entre miembros de la Policía Nacional, la Marina de Guerra, la Fuerza Aérea Dominicana y el Ejército Nacional.

El complejo habitacional, construido por el Estado a través del INVI, consta de cinco torres de 40 apartamentos cada uno y está ubicado en la intersección de las calles Juan José Duarte y Paraguay, en el Ensanche la Fe.

La denuncia fue presentada por El Informe con Alicia Ortega, quien anteriormente desveló una situación similar ocurrida en el Residencial El Progreso, de la Avenida Luperón, en el que tanto funcionarios del gobierno como allegados a dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana fueron favorecidos.

El espacio, que se transmite cada lunes a las 9:00 p.m. por Antena Latina, presentó el testimonio de un joven que aplicó para adquirir una de las viviendas, sin embargo no recibió respuesta alguna, pese a cumplir con los requisitos.

La transparencia con que se seleccionaron los 196 beneficiarios queda en tela de juicio al evidenciarse  que los postulantes no tuvieron las mismas oportunidades.

Un solicitante entrevistado por Alicia Ortega asegura que de inmediato percibió que los documentos de los aspirantes a una vivienda en ese proyecto no eran depositados en el mismo lugar.

“Resulta a ser que después vienen y nos preguntan ¿quién los mandó? Nosotros nos quedamos como asombrados, ¿como así? ¿Quien nos mandó?”, manifiesta el joven quien fue llamado “Juan” para resguardar su identidad.

Sostiene que solo tras inventar un nombre, fue que le invitaron a sentar y le recibieron los documentos, haciéndole saber que debía colocar el nombre de quien le enviaba.

El joven también narra un encuentro con la directora del Invi, Alma Fernández Durán, a quien abordó para indagar sobre los requisitos que debían cumplir los solicitantes.

“La señora irónicamente me dice no, eso tiene que ser vía presidencia, yo ¿presidencia?”, manifiesta.

Sostiene que nuevamente cuestionó a Fernández Durán “¿Pero y esos apartamentos no son para personas medias y personas pobres? a lo que asegura la funcionaria le respondió  “Si pero esos son negocios de Leonel”, dejándole, según dice, muy sorprendido.
Pese a que el complejo tiene 200 apartamentos, la lista de beneficiarios solo tiene 197 nombres, por lo que aun se desconoce quien tiene asignados los tres restantes.

Fuente: Acento