Wal-Mart expande pago con teléfonos móviles

NUEVA YORK, Estados Unidos. – La compañía Wal-Mart Stores Inc. ha expandido una prueba de un nuevo programa que permite a los clientes escanear artículos con sus teléfonos multifunciones mientras se encuentran en los pasillos, para luego pasar a terminales de pago que no requieren de la atención de un cajero.

La minorista más grande del mundo lanzó lo que llama su programa “Scan & Go” a finales del año pasado en cerca de 70 tiendas en Atlanta y el área de Bentonville, Arkansas, donde la empresa tiene su sede. Ahora prueba el programa en más de 200 tiendas en mercados que incluyen Dallas; Houston; Austin, Texas; Denver; Portland, Oregón; Seattle, y Phoenix.
Aun así, el programa piloto se aplica en una pequeña cantidad de las más de 4.000 tiendas Wal-Mart en Estados Unidos. Pero forma parte de la estrategia global de la compañía para aprovechar el aumento en el uso de superteléfonos entre los clientes.
Más de la mitad de los clientes de Wal-Mart cuentan con teléfonos de este tipo, y el 40% del tráfico a walmart.com se registra a través de los dispositivos móviles de los clientes, dijo Gibu Thomas, vicepresidente en jefe de iniciativas móviles y digitales de la división de comercio global por internet de Wal-Mart.
“Nuestra meta es dar opciones a todos nuestros clientes sin importar qué quieran comprar”, dijo Thomas durante una entrevista con The Associated Press el miércoles. “Es parte de un plan holístico para dotar de facultades al cliente”.
El programa funciona de la siguiente manera: Los clientes escanean los códigos de barras de los productos mediante la aplicación descargable Scan & Go del minorista en dispositivos iPad, iPhone o iPod Touch de Apple Inc. La aplicación genera un código, que puede ser escaneado en las terminales de pago.
La aplicación sólo está disponible para dispositivos de Apple pero Wal-Mart indica que planea sacar más adelante versiones para otras plataformas.
Wal-Mart, mientras tanto, ha estado ampliando sus terminales de autoservicio y planea agregar más de 10.000 cajas registradoras de pago de autoservicio para finales de este año en Estados Unidos.

Fuene: Diario Libre.